El Gobierno destruye empleo público un año más

stop

La creación de empleo se frena en 2016, a pesar de la histórica bajada en el número de desempleados. El sector privado asume todos los nuevos puestos de trabajo

Las plazas de empleo público de algunos sectores se reemplazarán al 100%

Barcelona, 26 de enero de 2017 (12:00 CET)

España cierra el año con unos datos optimistas de paro. En 2016, el número de desempleados descendió en 541.700 personas, hasta situar la bolsa de parados en 4.237.800, la cifra más baja desde 2009, el año en el que el mercado laboral español comenzó a descoserse. La creación de empleo, igualmente, muestra cifras aparentemente positivas: diciembre cerró con 413.900 ocupados más que un año antes, según las cifras facilitadas este jueves por la encuesta de población activa (EPA).

Aquí hay que tener en cuenta, sin embargo, la ralentización en la creación de empleo. Tras romper la dinámica negativa en 2014 --primer año desde el inicio de la crisis en que creció el total de ocupados (433.900 más)--, en 2015, España aumentó su fuerza de trabajo en 525.100 personas. Ahora, el ritmo de creación se frena.  

El sector privado ha sido el principal protagonista de la lenta recuperación del mercado laboral en los últimos años. En 2016, esta tendencia no cambia; e incluso va más allá. La totalidad de los nuevos empleos corresponden a este sector (428.500), mientras la administración pública vuelve a una dinámica que parecía superada, mostrando un saldo negativo en los últimos 12 meses (14.000 empleos menos). Los años 2014 y 2015 --hasta 73.100 nuevos puestos públicos-- ofrecieron saldos positivos después de años de rebajas drásticas en el empleo de la administración.

En términos trimestrales, el panorama es todavía más elocuente: el sector público perdió 17.800 empleos dentro de un final de año que rebaja la euforia sobre la salud del mercado laboral español. En los últimos cuatros meses el total del número de ocupados se redujo en 19.400 personas, tras varios trimestres al alza.

Caída de la población activa

Así, la tasa de paro se sitúa a 1 de enero de este año en el 18,63% de la población activa, la más baja desde 2009. Eso sí, como viene siendo habitual en los últimos meses, el alza del número de ocupados fue menor que el descenso de desempleados, lo que muestra un descenso en la población activa en España: se redujo en 2016 en 127.800 personas, hasta situar el total de españoles trabajando o en disposición de trabajar en 22.745.900, el menor dato de activos desde hace diez años. 

Además, el total de asalariados descendió en 19.200 personas en el último trimestre del año. En términos anuales, el número de asalariados creció en 396.600 personas --con 169.900 nuevos empleos indefinidos y 226.700 empleos temporales--. Por su parte, los trabajadores por cuenta propia caen ligeramente en el último trimestre (1.700 menos), mientras que experimentan un crecimiento de 14.600 nuevos empleos a lo largo de 2016.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad