El ICO ‘pagará’ los bonos patrióticos de la Generalitat

stop

Catalunya pacta con Madrid la entrega de 2.600 millones, avalados por el fondo de rescate autonómico, para responder ante miles de inversores

07 de octubre de 2012 (20:57 CET)

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) prestará a la Generalitat 2.600 millones en noviembre para que pueda afrontar el próximo vencimiento de bonos patrióticos, las letras de deuda pública catalana que miles de inversores han suscrito en sus cuatro emisiones desde 2010.

El préstamo del ICO, organismo del Estado orientado a la financiación pública de proyectos esencialmente empresariales, tomará como garantía los recursos del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), del que Catalunya depende para evitar la suspensión de pagos y que ya está dotado con 3.000 millones. Ese dinero, en origen, ha sido entregado por la banca con avales del Tesoro Público.

La Generalitat recibirá un crédito multimillonario, equivalente al 10% del presupuesto anual, sin aportar avales y con el que logrará oxígeno hasta diciembre. Los mecanismos para que el gobierno catalán pueda pagar en 2013 aún no están definidos. En mayo del próximo año vencen otros 1.500 millones en bonos. Las negociaciones con Madrid siguen abiertas. Gracias a los bonos patrióticos, la Generalitat ha captado 12.000 millones, la mayoría de ellos pagados con más papel.

Negociaciones intensas

Por ahora, gracias al ICO, la Generalitat devolverá las referencias del 21 de noviembre y evita una crisis financiera de resolución incierta en plena campaña electoral. Con ese objetivo, y a pesar de la deriva secesionista impulsada por el gobierno de Artur Mas, las negociaciones han sido intensas en las últimas semanas.

Este viernes, las conversaciones culminaron con el acuerdo entre las administraciones autonómica y central para la entrega del primer paquete, de 1.000 millones. De éstos, 400 millones cubrirán vencimientos de deuda catalana fijados en octubre --comprometidos con el mercado mayorista--. El resto servirá para pagar gastos corrientes, como las nóminas.

Cola de espera

El dinero prestado por el sector financiero al FLA servirá de aval al ICO, que bloqueará esa cantidad hasta que Catalunya devuelva el préstamo con dinero, precisamente, del mismo fondo de rescate. Mas pidió en septiembre 5.000 millones al mecanismo que contará con una bolsa de recursos de 18.000 millones. Con la dotación completa, el fondo de rescate autonómico insuflará los recursos con los que se cancelará el crédito ICO que se ha suscrito a favor de la Generalitat. La solución que ahora se ha puesto en marcha es, por lo tanto, transitoria y supondrá un coste financiero adicional del 2%. La colocación de los bonos generó unos intereses, contando las primas bancarias, del 6%.

Por otro lado, si los márgenes temporales se desvían, podría darse la situación de que otras autonomías insolventes deban esperar porque 2.600 millones están pignorados, con lo que la disponibilidad efectiva del FLA quedará disminuida hasta que Catalunya pague. El Ministerio de Hacienda, sin embargo, minimiza ese escenario al pactarse disposiciones parciales del fondo de rescate. El gobierno español asegura que los 18.000 millones bastarán para que las administraciones que lo han suscrito reciban los recursos en forma y tiempo. Con la petición de auxilio financiero de Canarias este viernes, el 94% de los recursos están comprometidos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad