El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/Ballesteros

El mal tono industrial se une al empleo y exige a Sánchez un gobierno

stop

Las cifras conocidas recientemente sobre desempleo, inversiones y producción industrial urgen a la formación de un gobierno que acometa reformas

Madrid, 08 de agosto de 2019 (10:51 CET)

Los datos de producción industrial se unen este jueves a la debilidad de las cifras de empleo y de creación de empresas, que se han publicado a lo largo de los últimos diez días. El bloqueo político comienza a tener sus efectos en la economía y la desaceleración ya empieza a notarse en España. 

El Instituto Nacional de Estadística ha publicado los datos de producción industrial correspondientes al mes de junio. En dicho mes, la industria redujo su actividad un 1,8% respecto al año anterior. Este descenso vuelve a poner al indicador en negativo, tras la recuperación de mayo e incrementan la presión para que se pueda llegar a un acuerdo de gobierno, que evite el bloqueo político y ponga un parche a los sintomas de menor actividad que se registran en la actividad económica.

Tanto el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, como la ministra de Economía, Nadia Calviño, han admitido públicamente que España se empieza a enfrentar a la ralentización que ya afecta al resto de Europa, en un intento de forzar a otros partidos a que apoyen la investidura. El propio presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, que mantiene que es mejor que el PSOE gobierne solo con que Podemos, apuesta por un ejecutivo a la portuguesa. No obstante, esta situación podría provocar que los socialistas fueran incapaces de volver a sacar adelante los Presupuestos. 

Pedro Sánchez y el paro

Esta misma semana, Sánchez reconocía que existe una moderación en el crecimiento de la economía y admitía que habría que acometer varias reformas para acelerar la generación de empleo, ya que la tasa de paro es de las más altas de la Unión Europea y no consigue bajar del 14%.

En la misma línea, Calviño también ha alertado de los costes económicos que tiene prolongar la formación de gobierno, ya que no hay capacidad para acometer reformas que palíen las incertidumbres y riesgos a las que se enfrenta el país. "La falta de gobierno tiene costes" recalcaba la ministra, consciente de la ralentización que empieza a reflejarse en datos macroeconómicos como el PIB, que creció dos décimas menos en el segundo trimestre respecto al anterior como consecuencia de la contracción de la inversión empresarial y a la ralentización del consumo en los hogares.

En este marco de advertencias económicas al bloqueo el Banco de España también se ha sumado a alertar sobre sus consecuencias. El organismo presidido por Pablo Hernández de Cos daba un toque de atención al Gobierno, al constatar la "pérdida significativa de impulso reformador". 

En el artículo "El Semestre Europeo 2019 y las recomendaciones específicas para España", el organismo apunta que, de acuerdo con el análisis de la Comisión Europea, el Gobierno de España, en manos de Pedro Sánchez, debe aplicar medidas para mejorar la productividad, utilizando los ingresos extraordinarios para reducir la elevada deuda pública (por encima del 95%), apoyando la inversión en los ámbitos señalados como prioritarios y mejorando las capacidades y la empleabilidad de los trabajadores.

En busca de estrategias alternativas al bloqueo para evitar elecciones

Las negociaciones políticas parecen no arrancar y la posibilidad de que se repitan las elecciones preocupa. Las palabras de Sánchez sobre el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, tras el encuentro con el Rey no parecen animar a un posible acuerdo con el que, hasta entonces, era su "socio preferente". Sin embargo, el presidente en funciones ha insistido en que no tira la toalla y seguirá explorando "otras fórmulas" para entenderse con Unidas Podemos, aunque también ha reiterado el llamamiento a PP Ciudadanos para que se abstengan y faciliten la puesta en marcha del Gobierno. En este sentido, ha confiado en que, en una futura ronda de contactos, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, "se digne" esta vez a hablar con él.

Dentro de la estrategia adoptada por Sánchez de cara a ser investido en septiembre se enmarca una serie de encuentros con representantes de la sociedad. Este jueves, el presidente se reúne cos líderes de patronal y sindicatos, un encuentro donde los representantes de los trabajadores y los empresarios trasladarán a Sánchez la preocupación por la prolongada situación de bloqueo político que vive España y que impide avanzar y tomar medidas necesarias para la economía. "Llevamos con cierta inestabilidad casi cuatro años", insiste el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, con un argumento compartido por los sindicatos. Ésta es una situación que no se puede mantener durante más tiempo", coincide el secretario general de UGT, Pepe Álvarez.

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad