El presidente de Banc Sabadell, Josep Oliu. EFE/Emilio Naranjo

El Sabadell abre la puja por su suelo para subir el precio

stop

Banc Sabadell oficializa la venta de Solvia Desarrollos Inmobiliarios, que ofrece también a promotoras para subir la puja de los fondos de inversión

Barcelona, 06 de febrero de 2019 (04:55 CET)

El Sabadell anima la puja por su suelo. Con el objetivo de acercarse al máximo a los 1.200 millones de euros en los que se valora Solvia Desarrollos Inmobiliarios, el banco catalán ha decidido abrir la puja y ofrecer esta sociedad también a promotoras inmobiliarias. Esta decisión ralentizará la venta, que inicialmente estaba prevista para finales de 2018 pero, como informó este medio, se dejó para 2019, previsiblemente hasta el segundo trimestre.

La entidad que preside Josep Oliu oficializó este martes la venta del suelo en un comunicado a la CNMV. El Sabadell explicó que el banco de inversión Rothschild le está asesorando en la operación, que prevé cerrar en la primera mitad de año. Es el momento de vender, asegura, por “la buena situación del mercado inmobiliario y la fuerte demanda de inversión para la consolidación del mercado de promoción nacional”.

La operación era ya vox populi en el sector financiero desde hacía meses. El Sabadell segregó este suelo de sus carteras, que vendió en la segunda mitad de 2018, al considerar que tenía más valor, para venderlo por separado. También vendió su inmobiliaria Solvia, pero dejó al margen la pata promotora.

Solvia Desarrollos tiene unas 15.000 viviendas en construcción o previstas a corto y medio plazo

Como explicó Economía Digital, varios fondos de inversión de interesaron por Solvia Desarrollos. Cerberus y Lone Star, dos de los grandes compradores de ladrillo de la banca en los últimos años, se han mirado el proyecto de venta, y también lo ha hecho Oaktree, con el que el Sabadell firmó un acuerdo para promover suelo conjuntamente. El fondo estadounidense pretende pujar para no tener que compartir el pastel de las promociones con otra compañía.

Fuentes financieras explicaron a este medio que las muestras de interés de estos fondos no han saciado el hambre del Sabadell, que quiere maximizar la venta de una cartera de suelo y promociones urbanísticas que considera de alta calidad. Las citadas sociedades no llegarían a lo que quiere el banco, por lo que este ha abierto la puja para empujarla al alza.

Las promotoras, a la caza de suelo

Rotschild ha desplegado el abanico y ha invitado al proceso de venta a promotoras que quieren crecer en España y necesitan suelo de calidad. Este tipo de suelo es actualmente uno de los bienes más preciados para un sector inmobiliario en expansión en un país bastante saturado, que rebosa de suelo y promociones en zonas sin demanda y carece de los mismos en áreas premium.

Así, se ha invitado a la puja a compañías como Neinor, Vía Celere, Aedas Home, Metrovacesa, Realia, Corp y Aelca, todas ávidas de suelo para construir sus futuras promociones y aprovechar el ciclo alcista que vive todavía el sector inmobiliario en España. Las socimis, las sociedades de inversión inmobiliaria como Merlin y Colonial, en cambio, no parecen tener interés en una cartera con mayoría de suelo residencial.

Solvia Desarrollos cuenta con unas 15.000 viviendas en construcción o en proyección. Casi la mitad, unas 7.000 viviendas en 140 promociones, se encuentran en lo que el Sabadell ha denominado zona noreste, principalmente Cataluña. 3.500 más están en la zona centro (Madrid), 3.000 más en el sur de la península, mayoritariamente Andalucía, y 1.500 en la Comunidad Valenciana y Murcia.

Ofertas en el primer trimestre, venta en el segundo

El Sabadell espera ahora ofertas por Solvia Desarrollos antes del 1 de abril. Cerrará la puja a finales de este trimestre con el objetivo de firmar la venta antes de julio. El banco tiene valorados estos activos en sus libros en 1.303 millones de euros, pero la valoración encargada a Savills Aguirre Newman, excluyendo algunos solares, lo deja en 1.200 millones. Pero como en estos procesos suele haber descuentos, cualquier cifra por encima de los 1.000 millones sería aceptable.

De hecho, acercarse a los 1.200 millones sería todo un éxito vistas las quitas superiores al 50% hechas en las ventas de carteras inmobiliarias durante 2018, si bien la comparación no es exacta, ya que las carteras que vendieron el propio Sabadell, Caixabank o el Santander incluían créditos dudosos y, además, muchos de los activos inmobiliarios procedían de adjudicados y su calidad era baja.

Pese a las ventas, la gran banca española tiene todavía 11.600 millones de euros de ladrillo. En el caso concreto del Sabadell, en 2018 hizo sus grandes ventas de carteras. En tres operaciones, traspasó unos 11.000 millones de euros de activos y créditos. Así, redujo su cartera de casas, pisos y solares de 7.400 millones a 1.300 millones de euros, sin contar con Solvia Desarrollos. Cerberus se llevó buena parte del ladrillo del Sabadell, que vendió su inmobiliaria Solvia a Intrum.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad