El consejero delegado del Banc Sabadell, Jaume Guardiola. EFE/LP
stop

Banc Sabadell prevé cerrar en breve la venta de la parte inmobiliaria de Solvia, pero pospone a 2019 la de la para promotora, que todavía está verde

Barcelona, 15 de noviembre de 2018 (04:55 CET)

Tras la venta de tres grandes carteras de activos inmobiliarios en los últimos meses, a Banc Sabadell poco más le queda de ladrillo que la propia inmobiliaria, Solvia, y su pata promotora. Pero poco recorrido ya tendrán dentro del banco, si bien el proceso de venta de la promotora no va tan rápido como la entidad pretendía y no podrá cerrarse antes de fin de año.

El banco que preside Josep Oliu dividió en dos a Solvia: Solvia Servicer, que es la inmobiliaria, y Solvia Desarrollos Inmobiliarios. Para la primera ya hay incluso ofertas de hasta tres fondos y su venta se cerrará en breve. La previsión es este mismo mes de noviembre y en ningún caso pasará del 31 de diciembre, para cuadrar las cuentas anuales. Sin embargo, la promotora no sigue el mismo camino.

El propio Jaume Guardiola enfrió la venta este miércoles en declaraciones a los medios en Alicante. “Estamos haciendo los contactos para ver si tiene sentido hacer algún tipo de operación”. El consejero delegado del Sabadell exageraba. No está el proceso tan verde, pero sí lo suficientemente verde como para que no pueda cerrarse este año, como pretendía el banco, según apuntan fuentes financieras.

El Sabadell ha encargado a Rothschild la venta de Solvia Desarrollos Inmobiliarios, pero todavía se encuentra en fase de valoración de activos. Se le atribuyen activos por valor de unos 1.000 millones de euros, pero debe ser el banco de inversión el que le ponga un valor teniendo en cuenta el precio de mercado y que es una operación conjunta.

Hasta que no le ponga precio no abrirá el proceso de venta y recepción de ofertas. Puede ser en breve, que se inicie la operación, pero difícilmente llegará a tiempo para cerrar un acuerdo este año. La consecuencia del retraso para el Sabadell es doble: no ingresará el dinero y además cerrará el año con unos activos en cartera que no son estratégicos y que le obligan a tener mayores ratios de capital.

La venta de Solvia, cuestión de semanas

La venta que, salvo sorpresa, sí cerrará este mismo año es la de Solvia Servicer, la inmobiliaria. El Sabadell ya ha recibido las ofertas y las está estudiando, con precios de entre 300 y 400 millones de euros. Tres fondos pujan por la empresa, entre los que se encuentran Cerberus, que ya compró la mayoría de los activos del Sabadell procedentes de adjudicados, y Lindorff.

Solvia gestiona una cartera de 141.000 activos con un valor de más de 30.000 millones de euros. Lo que está a la venta es esta cartera, ya que el servicer no cuenta con activos propios, la red de inmobiliarias con su plantilla, de 800 personas. Recientemente, ha cerrado un acuerdo con Mapfre para la venta en exclusiva de 256 activos de la aseguradora, como solares y locales comerciales.

Hemeroteca

Banc Sabadell
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad