Andrea Orcel, a la izquierda de la imagen, junto a Ana Botín y al consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez

El Santander entona el 'mea culpa' por el fichaje frustrado de Orcel

stop

Banco Santander admite que asumió que contratar a Andrea Orcel sería más barato al haber sido cliente de UBS durante años

Economía Digital

Andrea Orcel, a la izquierda de la imagen, junto a Ana Botín y al consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez

Madrid, 12 de abril de 2019 (17:23 CET)

Banco Santander ha respondido este viernes frente a los accionistas por el fiasco de la contratación de Andrea Orcel. La entidad ha admitido que asumió que contratar al italiano como consejero delegado del grupo les saldría más barato por la relación del banco con UBS, el banco helvético en el que trabajaba.

De hecho, el Santander ha sido cliente de UBS durante años. Según ha explicado el consejero coordinador y presidente de la comisión de nombramientos y de la comisión de retribuciones, Bruce Carnegie-Brown, cuando el banco anunció a finales de septiembre el nombramiento de Orcel como consejero delegado lo hizo sin poder determinar con seguridad lo que le costaría.

Así, ambas partes pactaron en septiembre el salario de Orcel en línea con el de Álvarez, actual consejero delegado, pero en su momento no fue posible determinar la indemnización por los pagos diferidos de Orcel en UBS. No obstante, el Santander no esperó a la confirmación de la cantidad final y procedió nombramiento.

Según el banco presidido por Ana Botín, se hicieron una idea en base a una estimación razonada del coste, de acuerdo con el asesoramiento que recibió, los precedentes y las expectativas de que podría revisarse a la baja esas retribuciones diferidas, que rondaban los 55 millones de euros.

Además, Carnegie-Brown ha admitido que el Santander esperaba que esa cantidad se redujera teniendo en cuenta muy especialmente que durante muchos años había sido un cliente importante para UBS.

Coste "inaceptable"

Por su parte, Botín ha aprovechado su discurso para asegurar que el consejo de Banco Santander decidió no fichar a Orcel como consejero delegado del grupo al considerar "inaceptable" el coste que habría supuesto contratarle.

Además, se ha alegrado de poder seguir contando con José Antonio Álvarez como su "número dos", además de como vicepresidente del consejo de administración.

"Seguiremos trabajando juntos y con resultados tan positivos como los que hemos obtenido durante los últimos años", un comentario de Botín elogiado posteriormente por uno de los primeros accionistas en tomar la palabra.

Orcel busca abogados en España para denunciar al Santander por incumplimiento de contrato

Orcel busca abogados en España para denunciar al Santander por incumplimiento de contrato. No obstante, según informan fuentes familiarizadas con el caso a Financial Times, Orcel está teniendo serios problemas para encontrar una firma importante que le represente.

El problema con el que se encuentra el directivo italiano es que la mayoría de grandes firmas presentan incompatibilidades para defenderle por haber trabajado con el Santander, el mayor banco de España, o haberle asesorado en el pasado. Pese a ello, Orcel está decidido a tirar adelante su denuncia.

Aún así, Botin, tras ser preguntada si la entidad contempla llegar a un acuerdo con Orcel ha explicado que por el momento no están contemplando nada en ese sentido.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad