El 'súper IVA' acecha al ocio, el deporte y las funerarias

stop

El fantasma de la caída de consumo sobrevuela en los sectores que sufrirán el mayor 'sablazo'

31 de agosto de 2012 (21:28 CET)

Este sábado 1 de septiembre España amanece con una brusca escalada en la lista de países europeos con el IVA más caro.

Hasta el viernes, cuando el IVA general aún se mantenía en el 18%, el país figuraba entre los que soportan la menor  presión impositiva de la región, sólo por encima de Andorra (4%), Suiza (8%), Luxemburgo (15%), y Montenegro y Bosnia y Herzegovina (17%).

Pero con la subida de este sábado, España ha pasado a la cabeza de la clasificación de los impuestos más elevados, aunque sigue estando por detrás de los países nórdicos (25%) y las intervenidas Portugal y Grecia (23%).

Pero el aumento del IVA general no es el que más inquietud ha generado. La afectación de varios sectores económicos que pasarán del IVA reducido del 8% al general del 21% es motivo de preocupación en el ocio, los gimnasios, los servicios funerarios, las librerías y papelerías, afectados por un aumento de 13 puntos.

La absorción, imposible

Algunas empresas han anunciado que intentarán amortiguar el golpe al absorber parte de la subida, pero pocas tienen el músculo financiero para asumir un incremento de 13 puntos. En el sector del ocio nocturno, son pocas las discotecas que mantienen unos beneficios superiores al 15%, lo que obligará a muchas a repercutir el incremento.

“Las que no cobraban entrada se plantean hacerlo y es probable que haya incremento en el precio de las bebidas”, explican desde Fecalón, una de las federaciones del Ocio Nocturno de Catalunya.

El panorama es idéntico en los gimnasios, que temen la huida masiva de clientes, tal como ha ocurrido con aumentos similares en Portugal.

La cadena DiR ya ha anunciado que trasladará la subida a los abonados. “La mayoría de los gimnasios reducirán gastos de personal y negociarán con los proveedores para no aumentar el IVA en su totalidad, sino un porcentaje inferior”, explica Miguel Ángel Sánchez, director de Crimasa, una conocida consultora de gestión de instalaciones deportivas de Madrid.

La facturación


La mayoría de establecimientos han programado sus sistemas informáticos para un cambio de facturación automático a las 00:00 horas del 1 de septiembre, lo que generará que servicios consumidos antes de esa hora vengan recargados automáticamente a partir de la medianoche del sábado.

El aumento entra en vigor en el momento de la facturación de un servicio, por lo que productos que han sido reservados o consumidos antes del 1 de septiembre podrán incluir el nuevo IVA.

¿Efecto adverso?

A pesar de que la medida tiene el objetivo de aumentar la recaudación tributaria, la disminución en el consumo, podría ocasionar el efecto contrario. La subida del IVA en 2010 del 16% al 18% generó menor recaudación durante el primer semestre del año pasado, tal como recordó hace pocas semanas el ministro Cristóbal Montoro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad