El truco para pagar más baratas las compras a plazos con tarjeta

El truco para pagar más baratas las compras a plazos con tarjeta

stop

El servicio de compra aplazada suele estar escondido entre las ventajas de la tarjeta, por lo que son poco conocidas sus ventajas para los clientes

Barcelona, 20 de octubre de 2018 (19:21 CET)

Hay un servicio casi desconocido de las tarjetas de crédito que se oferta detrás de miles de nombres. Algunos bancos le llaman pago fácil o pago flexible, otros compra aplazada o servicio gran compra. Pero, pese a ser un actor secundario en el negocio de las tarjetas, es una gran herramienta para los consumidores.

Se trata de una fórmula con la que podremos financiar a plazos ciertas compras sin tener que cambiar el método de pago que nuestra tarjeta tenga por defecto. El 70% de las entidades que ofrece el servicio permite financiar nuestras compras con condiciones mucho más ventajosas que el pago aplazado normal de las tarjetas de crédito.

Así lo descubrió un estudio realizado por el comparador financiero Help My Cash en 13 entidades bancarias que operan en España, analizando un total de 25 tarjetas de crédito.

El 46% de las tarjetas con compra aplazada no cobra intereses

De acuerdo con los datos del estudio, el 46% de las tarjetas de crédito con servicio de compra aplazada permite a sus clientes pagar a plazos compras específicas al 0% TIN y cobrando una comisión de apertura fija que oscila entre los 3 euros y los 45 euros, según el plazo elegido. El plazo suele rondar entre los 3 y los 36 meses.

Haciendo una media de los costes de ambas formas de pago a plazos, una compra de 600 euros a devolver en 6 meses costaría un total de 616 euros si se opta por el pago fácil. Con el pago aplazado fijo ordinario, una compra de 600 euros a devolver en 6 meses podría costar 642 euros con la misma tarjeta.

El 23% de las tarjetas con compra aplazada sí que cobrarán intereses por elegir el pago fácil, pero un interés menor al aplicado en el pago aplazado ordinario, pudiendo ser incluso la mitad. En el resto de las tarjetas analizadas las condiciones de financiación con compra aplazada son iguales a las ordinarias.

Ofertas personalizadas

Muchas veces este servicio está escondido entre las ventajas de la tarjeta y debe activarse de forma manual. Generalmente, se solicita a través de la aplicación de cada entidad bancaria, ya que permite elegir la compra específica que se desea aplazar con este tipo de pago.

Además, en muchas ocasiones las condiciones del pago fácil serán personalizadas para cada cliente. De esta manera, si se es cliente de un banco en concreto donde se tiene una tarjeta de crédito, es conveniente llamar para informarse de las opciones que nos ofrece y si se pueden mejorar las condiciones.

¿Cuándo utilizar la compra aplazada?

Esta forma de compra aplazada está diseñada para personas que utilizan su tarjeta siempre con el pago diferido, es decir, pagando la totalidad de las compras realizadas un mes a comienzos del siguiente y sin intereses.

Con el pago fácil será posible seguir teniendo este pago diferido en todas las compras, pero con la posibilidad de aplazar una compra de una cantidad mayor a la normal.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad