El truco para pagar más baratas las compras a plazos con tarjeta

La crisis económica en España explicada por las tarjetas de crédito

stop

El Banco de España registra un récord de tarjetas en circulación: casi dos por cada habitante, con preferencia por las de crédito

Barcelona, 11 de agosto de 2018 (11:31 CET)

En España hay 80 millones de tarjetas, de las que 53,76 millones son de crédito; es decir, dos terceras partes del plástico español son de este tipo. Los datos del Banco de España revelan que casi hay dos tarjetas por cada español, el mayor número en la historia.

No solo es la primera vez que hay más de 80 millones de tarjetas circulando en el país, sino que la cifra duplica la de principio de la década. Además, el auge del crédito es innegable: hoy hay ocho millones de tarjetas de crédito más que las que había antes de la crisis, cuando rondaban los 45 millones.

A comienzos de la década, con las finanzas damnificadas por la crisis, se registraron cambios fundamentales en los hábitos de consumo de los españoles. Lo mismo cuando pasó la crisis. El crédito vive una etapa alcista: la contratación de este tipo de tarjetas aumentó un 7,77% en el primer trimestre del año, con respecto al mismo periodo de 2017.

Así fue como el país llegó a los casi 54 millones de tarjetas de crédito, frente a los 27,35 millones de tarjetas de débito, un producto que por su parte comenzó el año con una subida del 5,32% pero que en general se mantiene en los niveles de hace cinco años.

España dispone de más cajeros automáticos

El número de cajeros automáticos también aumentó en un año. A cierre del primer trimestre de 2018, había casi 1.400 cajeros más que a finales de 2017. Interanualmente, el crecimiento de los cajeros tuvo un ritmo del 5,78%, hasta llegar a los 52.236 registrados a finales de marzo.

Los bancos están lejos de los máximos de cajeros de 2008, cuando eran casi 62.000 en funcionamiento. Pero los datos de este año son ligeramente superiores a los de 2013, cuando la red de cajeros sufrió la mayor caída de la serie histórica, el 7,18%, tras perder más de 4.000 en un año.

Estos cambios están acompañados de nuevos comportamientos por parte de los usuarios. El Banco de España reveló que los consumidores aprovechan sus visitas cada vez menos frecuentes al cajero para sacar mayores importes de dinero.

En el primer trimestre se retiraron más de 28.000 millones de euros de los cajeros automáticos, un 2,5% más que en el primer trimestre de 2017, pero a través de 214,7 millones de operaciones, un 0,36% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad