Elena Salgado y Emilio Novela, en el gobierno de los fondos beneficiados por el programa del ICO para pymes

stop

Los inversores especializados en este perfil empresarial ponen el tela de juicio la adjudicación de una de las líneas de apoyo a las pequeñas empresas del organismo público

De izquierda a derecha, Emilio Novela, Johann Rupert y Elena Salgado | ED

29 de mayo de 2014 (19:51 CET)

La última adjudicación del ICO en fondos de apoyo a las pymes españolas ha desatado la ira del sector. Dos de los cuatro vehículos elegidos para repartir un total de 248 millones de euros sólo se dedican a perfiles más institucionales en las operaciones que aprueban, Trilantic Capital Partners y PAI Partners. Cuanto más detalles se conocen de las dos compañías, mayor es la sorpresa e indignación de los implicados.

El último ha sido el nombre de dos de los miembros del equipo de Trilantic, el fondo multimillonario sudafricano Johann Rupert : Elena Salgado y Emilio Novela.

Perfiles

La ex ministra socialista de Economía y Finanzas hasta noviembre de 2011 ejerce de consejera independiente. Trilantic recuerda que su trayectoria empresarial le ha llevado a sentarse en los consejos de administración de grandes grupos como Telefónica o Renfe desde principios de los 90, además de la compañía de satélites Hispasat. También pone el acento en su amplio conocimiento en el sector energético gracias a su experiencia en los órganos directivos de grupos como Chilectra (que pertenece a Enel). Actualmente, asesora al grupo catalán de infraestructuras Abertis.

Novela es uno de los banqueros más prestigiosos del país. Ha pasado por Banco de Jerez, Banco Urquijo, Hispamer, Central Hispano Generali, Banesto, Banco Mercantil, Citi Leasing y Saudesbank. En la empresa privada, tiene experiencia en los órganos directivos de grupos como Repsol, la constructora Vallhermoso, Cortefiel, Campsa, Spanair, Unión Fenosa, Capgemini o el bufete Ernst & Young.

¿Experiencia en pymes?


El private equity español reconoce que las carreras de Salgado y Novela son intachables. Pero tienen un gran inconveniente: nunca han trabajado para el sector de las pymes. Y este es, precisamente, el foco de parte de los 248 millones de fondos públicos que tienen que repartir con líneas ICO. El origen del capital es otra de las cosas que el sector remarca.

Los verdaderos fondos especializados en invertir en pymes en España ponen en tela de juicio la adjudicación del organismo público liderado por Román Escolano. La institución ya ha recibido amenazas de impugnación, añaden los mismos interlocutores. Por el momento, ninguna compañía ha dado el primer paso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad