España debe seis veces más que sus grandes empresas. En la imagen, Luis de Guindos, ministro de economía, y José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, la IBEX más endeudada. EFE

España debe seis veces más que sus grandes empresas

stop

La deuda pública española escala hasta los 1,14 billones de euros, seis veces más de lo que deben las empresas del IBEX

Xavier Alegret

España debe seis veces más que sus grandes empresas. En la imagen, Luis de Guindos, ministro de economía, y José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, la IBEX más endeudada. EFE

Barcelona, 18 de agosto de 2017 (05:55 CET)

Los datos de deuda pública española anunciados este jueves arrojan un nuevo récord: 1.138.899 millones en junio. Lo que deben las administraciones del país vuelve a superar el PIB, llegando al 100,03%, según los datos del Banco de España. Para ser conscientes de la magnitud, España debe más dinero que todas sus empresas juntas, y seis veces más que las principales compañías del país.

La deuda española creció en junio: en concreto, el 1,24% respecto a mayo (la no desdeñable cifra de 13.938 millones) y el 2,9% respecto a junio de 2016. Con estas subidas, volvió a superar el 100% del PIB. Pese a ello, el Gobierno de Mariano Rajoy mantiene el objetivo de cerrar el año con una deuda del 98,8% del PIB, algo que, si llega, será más por crecimiento de la economía que por reducción de la deuda: en julio y agosto el Tesoro hizo varias emisiones de deuda.

España es el décimo país del mundo más endeudado y debe seis veces más que las empresas del IBEX

Que la deuda es alta es evidente desde el momento en que el objetivo declarado del Gobierno es rebajarla pese a las necesidades de gasto. Pero lo cierto es que si comparamos con otros países, encontramos dos de las principales potencias del mundo que están más endeudadas que España: los Estados Unidos (105% del PIB) y Japón, cuya deuda duplica su PIB.

Aun así, España es el décimo estado más hipotecado del mundo en términos absolutos y el sexto de la Unión Europea en porcentaje de su riqueza. Solo están por encima Grecia, Italia, Portugal y Chipre, ninguno de ellos ejemplos de gestión, y Bélgica. Francia se sitúa ligeramente por debajo, el Reino Unido no llega al 90%, Alemania al 70%, Holanda se sitúa sobre el 60% y Suecia sobre el 40%. La media de la UE es del 84% y la de la zona euro, 89,5%.

Comparando con el sector privado, España debe más que todas sus empresas juntas. Si nos fijamos en las mayores cotizadas del país, la deuda pública multiplica por seis la de las compañías que forman parte del IBEX. También a 30 de junio, la deuda de las mayores cotizadas españolas sumaba 189.000 millones.

España triplica su deuda durante la crisis

La mayoría de la deuda la acumula el Estado (976.285 millones), tras un repunte del 0,9% en junio y del 4% en el último año. Las CCAA suman una deuda de 112.921 millones, el 4,6% más que hace un año. Las corporaciones locales deben 32.520 millones, 2.585 menos, mientras que la deuda de la Seguridad Social (17.173 millones) se mantuvo estable.

Buena parte de la deuda (875.985 millones) son valores a largo plazo, 181.338 millones en préstamos, 77.237 millones en valores a corto plazo y 4.338 millones en efectivo y depósitos.

La escalada de la deuda durante la crisis fue imparable. Hace justo nueve años, a las puertas de la caída de Lehman Brothers que supondría el pistoletazo de salida de la crisis, las administraciones españolas debían unos 390.000 millones, equivalentes al 35% de su PIB.

El brusco descenso de los ingresos por impuestos obligó al Gobierno a endeudarse, pero el ritmo no bajó pese a la recuperación de la economía y al mandato de reducir el déficit por parte de la Comisión Europea. La deuda española casi triplica la de antes de la crisis.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad