España paga el interés más bajo por su deuda desde la creación del euro

stop

FINANCIACIÓN

09 de enero de 2014 (12:10 CET)

Algo ha cambiado. No sólo en España. El Banco Central Europeo (BCE) sigue vigilante, pero ha conseguido que el debate sobre la posible ruptura del euro sea cosa del pasado. Nadie descarta que las cosas se puedan complicar a medio plazo. Pero los países periféricos están pagando ya tipos de interés para financiar su deuda muy por debajo de los últimos meses y de los dos últimos años. En el caso de España los tipos, en los bonos a cinco años, son los más baratos desde la creación del euro.

El Tesoro ha iniciado 2014 con paso firme. Y ha colocado 5.288 millones en la primea subasta del año en bonos a 5 y 15 años. La expectativa era colocar una emisión de entre 4.000 y 5.000 millones de euros. Pero la demanda ha sido de 1,8 veces sobre lo finalmente colocado, por lo que el tipo de interés, inicialmente situado en el 2,75%, con vencimiento a 30 de abril de 2019, ha posibilitado colocar 3.527 millones en una referencia nueva a cinco años y con un tipo del 2,382%.

Muy bajo interés


Estas cifras no son comparables, porque se trata de una subasta nueva, a cinco años, aunque se puede recordar la emisión del Tesoro de diciembre, cuando colocó otro bono a cinco años con un interés medio más alto, al 2,722%. Eso supone que se trata del interés medio más bajo en la etapa del euro.

El Reino de España también ha colocado 1.761 millones en obligaciones a 15 años, con un cupón del 5,15%, y con vencimiento a 31 de octubre de 2028. En este caso, la demanda ha superado en 2,7 veces lo finalmente colocado, y el interés medio ha pasado del 4,809% registrado en septiembre al 4,192% de ahora.

La prima de riesgo, la diferencia entre el bono a diez años y el bono alemán a diez años, sigue por debajo de los 190 puntos, con una rentabilidad por debajo del 4%.

Una necesidad de 664 millones de euros diarios

Sin embargo, a España le espera un largo año. La situación es mucho mejor que en 2013, y que en 2012, cuando el país estuvo al borde del precipicio, con una prima de riesgo que estuvo por encima de los 600 puntos. El Tesoro pedirá prestado en 2014 una cifra récord y emitirá 242.400 millones de euros en deuda.

Ello supone 6.000 millones más respecto a los 236.700 millones de 2013, aunque en esa cifra hay que incluir los 40.000 millones que supuso el rescate a la banca, y que, inicialmente debía haber asumido el fondo de rescate europeo. En ese caso, lo colocado habría sido de algo más de 210.000 millones de euros.

Para tener una idea clara de las necesidades de España se puede ofrecer una cifra diaria: deberá pedir a los mercados 664 millones de euros diarios. Por ahora, y en la primera emisión del año, ya tiene 5.288.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad