Un vecino de Barcelona se dirige a realizar sus compras por el centro de la ciudad, en plena pandemia de coronavirus que ha disminuido un 7,5% los ingresos familiares en España. EFE/Enric Fontcuberta

España es el segundo país con mayor caída de ingresos familiares por el coronavirus

stop

España redujo un 7,5% sus ingresos de los hogares en el segundo trimestre, el segundo peor dato de toda la OCDE

Carlos Villar

Un vecino de Barcelona se dirige a realizar sus compras por el centro de la ciudad, en plena pandemia de coronavirus que ha disminuido un 7,5% los ingresos familiares en España. EFE/Enric Fontcuberta

Madrid, 12 de noviembre de 2020 (17:12 CET)

La pandemia ha hundido un 7,5% los ingresos de las familias españolas durante el segundo trimestre del año, cuando se produjo la primera oleada de casos de coronavirus que condujo a un largo confinamiento domiciliario. El golpe ha situado a España como el segundo país más afectado de los que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La crisis sanitaria del coronavirus ha afectado a la economía de los hogares españoles por encima de la media de los países de su entorno. Únicamente Suecia ha experimentado una caída mayor entre abril y junio con un descenso del 8,8%. España supera a algunos de sus vecinos europeos más afectados por la expansión de la Covid-19 como Italia que ha reducido los ingresos un 7,2%.

Si tenemos en cuenta la media de los países que conforman la OCDE el dato todavía es más flagrante. El conjunto de los 17 países ha logrado elevar sus ingresos familiares un 5,3% durante el segundo trimestre del 2020, como consecuencia de las medidas de apoyo que los gobiernos han puesto en marcha durante la pandemia de Covid-19. Las estadísticas no contabilizan los impuestos o las cotizaciones sociales pero sí que reflejan las prestaciones sociales.

Los mayores crecimientos se han detectado al otro lado del Atlántico. Canadá ha mejorado el dinero que entra en los hogares familiares en un 11%, mientras que Estados Unidos ha logrado un crecimiento del 10,1%. Son un reflejo de las transferencias monetarias que los gobiernos de Justin Trudeau y Donald Trump han lanzado para paliar el parón de la actividad económica en sus respectivos países. 

El Gobierno de Pedro Sánchez también ha puesto en marcha una política de estímulos con los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), sin embargo solo abarcan una prestación del 70% de la base de cotización de cada trabajador. Durante el confinamiento de la primavera, más de tres millones de españoles se acogieron a esta herramienta por la suspensión de sus trabajos.

España va en el vagón de cola de la economía europea

España es el país más afectado del viejo continente por la crisis económica. Su brusca caída de ingresos familiares contrasta con otras reducciones más moderadas de potencias como Alemania (-1,2%), Francia (-2,3%) o Reino Unido (-3,4%). Países como Irlanda han llegado incluso a mejorar sus cifras con un incremento del 3,6%.

El impacto que tuvo la primera oleada de casos de coronavirus demuestra la fragilidad de España, cuando se encamina a un final de año complicado ante la llegada de los rebrotes. La Comisión Europea prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) español caerá un 12,4% al cierre de 2020 por la crisis del coronavirus. Es el único país europeo que supera la barrera del 10%, por detrás de Italia (-9,9%), Croacia (-9,6%), Francia (-9,4%), Portugal (-9,3%) o Grecia (-9%).

 

 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad