La sede del BCE, en Fráncfort (Alemania), el 12 de marzo de 2016. REUTERS/Kai Pfaffenbach

Europa pondrá a prueba la solvencia de los bancos en 2018

stop

La Autoridad Bancaria Europea prepara un test de estrés en búsqueda de una mayor solidez en las entidades financieras

Barcelona, 22 de diciembre de 2016 (12:07 CET)

Para el 2018, la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) ha agendado la realización de una nueva prueba de estrés en los bancos, que en esta oportunidad, tendrá un cambio en las normas contables de las provisiones.

El objetivo, además de analizar si un banco podría sobrevivir a una crisis financiera, es brindar una imagen de estabilidad y solidez de las entidades ante el mercado. El ojo está puesto, sobre todo, en los bancos de Italia, que temen un efecto contagio ante la crisis que está atravesando el Monte dei Paschi di Siena, el tercer banco más importante del país, y que ya había obtenido la peor calificación del último test de estrés de la EBA.

Durante el 2017, la organización bancaria realizará un ejercicio de transparencia, que se limita a la difusión de datos relativos a la calidad de los activos, su rentabilidad o solvencia.

Para el futuro test de estrés se implementará una nueva norma contable denominada IFRS 9, que implica un cambio del modelo de 'pérdida incurrida' al de 'pérdida esperada'. Según el Comité de Supervisores de Basilea, esta modificación ayudará a que las pérdidas crediticias se reconozcan más rápidamente. Sin embargo, advierten que es posible que haya un incremento de las provisiones por créditos, lo que puede implicar una disminución de las ratio de capital de los bancos.

Los últimos tests de estrés de la EBA evidenciaron un refuerzo de capital de las entidades financieras para superar la crisis, y han aumentado su capital de máxima calidad hasta los 180.000 millones de euros. En la última de estas pruebas de resistencia, los seis bancos españoles analizados (Bankia, Santander, BBVA, Sabadell, CaixaBank y Popular) pasaron el examen, aunque este último obtuvo una de las cinco notas más bajas de Europa. 

Tarjeta amarilla para la filial del BBVA en EEUU

La Reserva Federal (Fed) ha impuesto una multa de 27 millones de dólares a BBVA Compass, la filial en EEUU del banco español BBVA, por una infracción cometida por la sociedad BBVA Securities.

En 2011, esta entidad había superado el límite de ingresos que podía obtener por su actividad.  En Estados Unidos este tipo de sociedades tiene limitada la cantidad de ingresos procedentes de determinadas actividades en los mercados de capital. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad