Gobierno y sindicatos tratan de acercar posturas con reuniones técnicas sobre la reforma

stop

NUEVA LEGISLACIÓN

 El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y su homólogo en UGT, Cándido Méndez

13 de febrero de 2012 (13:43 CET)

Los secretarios generales de CC.OO. Y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, han anunciado que la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, abrirá reuniones "de carácter técnico" con sindicatos y empresarios para abordar la reforma laboral, aunque han dejado claro que no se trata de la apertura de un escenario de negociación. La ministra, por su parte, ha indicado que está dispuesta a "abrir el texto" y mejorarlo durante su tramitación parlamentaria.

"Vamos a aprovechar esta oportunidad, haremos nuestras aportaciones, pero no queremos levantar falsas expectativas sobre el resultado final. Lo que hay que corregir no son errores técnicos, sino horrores en materia laboral", ha afirmado Méndez, que ha asegurado que los sindicatos mantendrán su calendario de movilizaciones, la primera prevista el próximo domingo, 19 de febrero.

El flitro del trámite parlamentario

Después de reunirse con la ministra durante algo más de una hora en la sede del Ministerio, Toxo ha valorado también que Báñez no haya descartado que durante la tramitación parlamentaria la reforma pueda sufrir modificaciones en parte de su contenido, si bien ha aclarado que la ministra no ha precisado qué podría ser modificado o corregido.

"Nos ha invitado a hacer una revisión completa de la reforma, pero que vaya a asumir parte o todo de las tesis que defendemos es entrar en otro terreno", ha explicado el dirigente de CC.OO.

Los líderes sindicales han trasladado a la ministra que el Real Decreto-ley aprobado el viernes contiene algunos elementos que podrían ser inconstitucionales", como el hecho de que se discrimine entre empresas de hasta 50 trabajadores y de más de 50 o el que se le asigne a la Comisión Consultiva de Convenios Colectivos, integrada por sindicatos, empresarios y Administración, la última palabra para decidir sobre el descuelgue de un convenio.

"Hay sentencias del Tribunal Constitucional (TC) que impiden que la Administración pueda dictar laudos obligatorios y en esa Comisión está la Administración", ha recordado Toxo. Así, si la redacción final de la reforma, una vez haya pasado por las Cámaras, se mantiene en sus términos actuales, los sindicatos acudirán al Alto Tribunal. De momento, los servicios jurídicos de las centrales están valorando el contenido de la ley.

La ministra de Empleo ha explicado que la reforma era necesaria ya que “lo que teníamos hasta ahora supuso la destrucción de 2.700.000 empleos desde el inicio de la crisis”. El Ejecutivo, según la ministra, ha pensado “en todos los parados y también en los jóvenes; al final nadie pierde y todos salimos ganando".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad