Golpe de efecto del BBVA: CatalunyaCaixa renuncia a las cláusulas suelo

stop

MEJORAR LA IMAGEN DE LA ENTIDAD

Cristina Farrés

El presidente de BBVA, Francisco González (derecha), y la fachada de la sede central de CatalunyaCaixa en Barcelona
El presidente de BBVA, Francisco González (derecha), y la fachada de la sede central de CatalunyaCaixa en Barcelona

en Barcelona, 15 de junio de 2015 (10:40 CET)

El BBVA ya ha iniciado la campaña para lavar la imagen de CatalunyaCaixa, la entidad que adquirió en verano de 2014. El banco catalán ha anunciado este lunes que "dejará de aplicar voluntariamente la cláusula suelo a los contratos de préstamos o crédito con garantía hipotecaria sobre vivienda", según la nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La medida será efectiva el próximo julio y beneficiará a "más de 40.000 operaciones". A lo largo del próximo mes "comunicará individualmente a cada cliente […] el impacto que ésta supondrá sobre la cuota de su préstamo".

Impacto en las cuentas del banco

Sobre los beneficios netos de la entidad, implicará una reducción de las ganancias de julio de 2,3 millones de euros. El efecto negativo en los meses siguientes "dependerá de la evolución del Euribor a un año".

La entidad recuerda en la misma comunicación a la CNMV que ya no aplican cláusulas suelo en las nuevas hipotecas que se firman desde la adquisición del banco de Francisco González.

Mejora de la imagen de marca

BBVA intenta de esta forma compensar la mala imagen que tiene la marca, tanto por el desgaste que ha producido ser una de las mayores implicadas en los escándalos de las preferentes como por el desgaste que sufrirá con el despido anunciado de 2.000 empleados, entre otras medidas.

Por el momento, el grupo de González quiere mantener la marca CatalunyaCaixa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad