Islas Caimán quiere dejar de ser un paraíso fiscal

stop

Por primera vez, ofrecerá información de las entidades domiciliadas

18 de enero de 2013 (11:49 CET)

Las autoridades de Islas Caimán quieren dejar de ser uno de los principales paraísos fiscales del mundo. Plantea introducir reformas para informar sobre las entidades domiciliadas en su territorio y de sus respectivos directivos.

Según un informe, al que ha tenido acceso el diario económico Financial Times, la Autoridad Monetaria de Islas Caimán (CIMA) habría remitido un documento a hedge funds domiciliados en este territorio de ultramar británico.

Sin precedentes

En concreto, las autoridades locales preparan una medida pionera entre estados considerados paraísos fiscales: crear una base de datos pública con la información de las entidades ubicadas en el territorio.

"En los 24 meses siguientes al estallido de la crisis financiera, la Comisión de Servicios Financieros de Islas Vírgenes, el Banco Central de Irlanda, la Comisión de Servicios Financieros de Jersey, el Consejo de Servicios Financieros de Bahamas y la Comisión de Supervisión de la Isla de Man han actualizado sus códigos y/o regulaciones", indica CIMA.

Evasión fiscal

Islas Caimán es una de las economías más sólidas del Caribe. En sus 260 kilómetros cuadrados, de las casi 40.000 compañías registradas en la isla, 600 son bancos. En julio de 2012, el grupo Tax Justice Network reveló que existen entre 17 y 26 billones de euros escondidos en paraísos fiscales. La cifra, que representa 26 veces el PIB español, habría aportado 230.000 millones en recaudación de impuestos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad