La sede de la Banca Privada d'Andorra. /Nando (EFE)

La Audiencia de Madrid archiva el caso de Banco Madrid por blanqueo

stop

El tribunal rechaza un recurso de la fiscalía y confirma el sobreseimiento de una causa que investigaba si la entidad era una máquina de lavar dinero

Barcelona, 07 de julio de 2019 (16:26 CET)

La audiencia de Madrid sobresee el caso contra Banco Madrid (BM). El fallo del tribunal establece que la entidad –filial de la Banca Privada de Andorra (BPA)– tenía mecanismos de control suficientes. Así lo ha confirmado la Audiencia Provincial madrileña, que ha desestimado un recurso de la fiscalía que pretendía mantener abierta una investigación penal contra la antigua cúpula de BM por blanqueo de dinero.

El auto confirma el archivo de la causa dictado por el juzgado de instrucción número 38 de Madrid. En el marco del denominado "caso BPA" –una causa judicial que sigue abierta en Andorra–. Los dirigentes de BM Ricard Climent, Higini Cierco, Ramon Cierco, Joan Pau Miquel y José Pérez estaban siendo investigados a raíz de una querella que consideraba que BM en su conjunto era una estructura creada para blanquear capitales.

“Se trataba de determinar si por parte de la nueva cúpula directiva del Banco de Madrid se había generado una estructura favorecedora de la captación de clientes con la finalidad de blanquear dinero”, recuerda el auto ahora dictado.

En un auto del 3 de julio, que ya no se puede recurrir, el juez rechaza el recurso de la Fiscalía a la resolución del 7 de febrero del Juzgado de Instrucción de Madrid, que había dictado el sobreseimiento provisional. El auto que desestima dicho recurso especifica que del escrito de fiscalía no se puede llegar a entender qué es lo que pretende la acusación. Que la policía no haya terminado el análisis de cierta documentación no justifica dejar abierta sine die una investigación. 

“Una cuestión es la posibilidad de que alguna persona o personas dependientes de la entidad bancaria investigada, hayan podido incurrir, por acción u omisión, en algún hecho concreto que pudiera haber dado lugar a que un cliente incurriera en un delito de blanqueo de capitales, en cuyo caso se le investigaría (desde luego en otro procedimiento), como autor, cooperador necesario, inductor, cómplice de un delito de blanqueo y otra cuestión”, remarca el auto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad