Antoni Martí, jefe del gobierno de Andorra | EFE

EEUU compromete a Antoni Martí con correos desclasificados sobre BPA

stop

Los Estados Unidos se quejaron de la mala praxis inspectora del Ejecutivo de Antoni Martí y de que ello obligó a intervenir

Barcelona, 05 de julio de 2018 (13:45 CET)

Banca Privada d’Andorra (BPA), ahora Vallbanc, podría no haber sido un caso aislado. Además, la intervención internacional de la entidad se produjo tras meses de avisos escritos. La desclasificación de los correos electrónicos enviados por el consejero económico de la embajada de los Estados Unidos en Madrid, Anton K. Smith, documentan la dejadez de Andorra respecto a sus bancos.

El consejero económico sentenció en correos ahora desclasificados, a los que Economía Digital accedió el 22 de mayo de 2015, que “las autoridades andorranas no prestaban atención con la fluidez que estábamos esperando (refiriéndose a BPA), por eso al final tomamos la iniciativa”.

Economía Digital informó en exclusiva, también en mayo de 2015, de que las primeras advertencias se produjeron meses antes de la intervención de BPA y de que, por tanto, Martí conocía el asunto durante las elecciones que le permitieron renovar mandato.

El gobierno andorrano nego dichas comunicaciones y, más tarde, las minimizó en sede parlamentaria.

No es un caso aislado

En el mismo correo ahora desclasificado, Smith avisaba de otros errores de prevención bancaria, ocho meses antes de que estallara el caso BPA: “Los Estados Unidos llevaban meses avisando a Andorra de que le preocupaban los errores en la prevención de lavado de dinero, en especial los casos Moneyval y FAFT”.

La clave de este correo electrónico denuncia que la crisis de BPA no fue un caso aislado, sino que fue dado por la negligencia del gobierno andorrano, que ya había sido advertido meses antes por parte de las autoridades norteamericanas.

Este correo contradice, además, las declaraciones que hizo en 2015 el aún ministro andorrano de finanzas, Jordi Cinca, que reconoció una situación “excepcional y transitoria”, mintiendo sobre una crisis que podría haberse evitado. 

La actuación del Fincen

Smith reconoce una actuación conjunta con Fincen –Financial Crimes Enforcement Network- la agencia del Departamento del Tesoro norteamericano creada para luchar contra contra el blanqueo de capitales.

Cabe recordar que en marzo de 2015 un informe del Fincen denunciado a BPA de blanqueo de capitales permitió intervenir y cerrar tanto el banco andorrano como su filial española, Banco Madrid.

Judicialización del caso

Los documentamos revelados forman parte de la defensa de Higini y Ramón Cierco, accionistas mayoritarios de la antigua BPA, que reclama 300 millones de euros por daños y perjuicios al gobierno andorrano.

Los hermanos Cierco iniciaron, tras la expropiación de la entidad bancaria por parte del Fincen, una batalla legal en los Estados Unidos y en Andorra contra el Ejecutivo de Martí.

Los ex dueños de BPA piden que un juez obligue a la policía financiera de EEUU a mostrar documentos y registros en las conversaciones entre las autoridades españolas y las andorranas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad