EEUU desmiente al presidente de Andorra sobre BPA

stop

CRISIS BANCARIA EN ANDORRA

Antoni Martí, jefe del gobierno de Andorra | EFE

Barcelona, 22 de mayo de 2015 (13:18 CET)

La embajada de Estados Unidos (EEUU) en España ha disparado un misil contra la línea de flotación política del presidente de Andorra, Antoni Martí. El consejero de asuntos económicos de la delegación diplomática, Anton Smith, ha asegurado que su país "llevaba meses avisando a Andorra de que le preocupaban los movimientos de sus bancos y que, como las autoridades locales no prestaban atención [el Tesoro estadounidense] decidió tomar la iniciativa".

Smith ha torpeado, de este modo, la estrategia política del Gobierno andorrano. Desde que empezó la crisis bancaria, Martí ha asegurado que desconocía que se estuviera incubando un expediente contra Banca Privada de Andorra (BPA) por centrifugar importes de origen sospechoso. Las operaciones que inquietan a las autoridades estadounidenses tienen a varios funcionarios venezolanos y mafiosos chinos y rusos como beneficiarios.

Un discurso que se desmorona

El jefe del Ejecutivo local aseguró que "la prensa española (en referencia a Economía Digital)" mintió cuando informó de que los organismos financieros de Andorra sabían desde enero que existía la posibilidad de la apertura de una advertencia internacional (orden 311) contra el banco, propiedad de la familia Cierco. Dedicó los mismos calificativos a los partidos de la oposición. El discurso oficial se empezó a matizar en la última sesión de control parlamentario.

En la misma, Martí se negó a contestar abiertamente a los diputados que preguntaron si disponía de la información desde enero. Sí tuvo que admitir que supo el 4 de marzo, una semana antes de la intervención, que recibió una nota oficial "y confidencial" que comunicaba la decisión de actuar contra BPA el 10 de marzo. "No fuimos capaces de parar la 311 en tan poco tiempo", se lamentó en la cámara. El consejero de asuntos económicos de la embajada de EEUU ha confirmado justo la versión contraria.

En un país, Andorra, donde las manifestaciones se pueden contar con los dedos de una mano, los afectados por la intervención pública de BPA lograron llenar este jueves la mayor avenida de la capital del Principado, justo donde se ubican las dependencias del Gobierno. Los convocados pedían el levantamiento inmediato de la intervención de la entidad de crédito. Adicionalmente, la oposición ha emitido un comunicado conjunto con el que asegura que "no se la informó" con antelación sobre la intervención de BPA.

Comunicado conjunto de la oposición

El portavoz del Gobierno andorrano, Jordi Cinca, sostiene que los líderes políticos conocían las intenciones del Tesoro estadounidense desde el 4 de marzo –fecha en la que Martí admite haber recibido el comunicado "confidencial"—. Liberales de Andorra, Partido Socialdemócrata y Socialdemocracia y Progreso aseguran que "no pueden compartir que se mantenga un discurso que no refleja la realidad". Los tres grupos mantienen que "eran desconocedores de los hechos".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad