El Presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, durante la primera junta general de accionistas fuera de Cataluña, concretamente en Alicante. EFE

La aventura británica del Sabadell le cuesta ya 3.000 millones

stop

Banc Sabadell se deja unos 3.000 millones de euros en TBS entre la compra de la entidad, la creación de la plataforma y las pérdidas por la integración

Nahiara S. Alonso

Economía Digital

El Presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, durante la primera junta general de accionistas fuera de Cataluña, concretamente en Alicante. EFE

Madrid, 02 de febrero de 2019 (04:55 CET)

"Pensábamos que TSB iba a ser un paseo militar y ha sido una batalla". Con esta frase lapidaria, Josep Oliu reconoció abiertamente lo que era evidente desde hacía tiempo. La aventura británica ha traído de cabeza a Banc Sabadell y, si pudieran volver atrás, puede que tomaran otras decisiones.

La batalla les ha costado en total casi 3.000 millones de euros, entre el precio de la entidad, las pérdidas y la creación de la plataforma informática. Así, la compra del que en ese momento era el séptimo banco de Reino Unido le costó a la entidad catalana 2.347 millones de euros en 2015. Este fue el principal coste de la operación, cuya factura se iría hinchando con las dificultades de la integración

Las complicaciones llegaron con la migración tecnológica. TBS utilizaba la plataforma del banco británico Lloyds, por la que pagaban 227 millones de euros anuales. Banc Sabadell había previsto un traslado a su propia plataforma y que este sistema informático estuviera unificado en noviembre de 2017.

Sin embargo, diferentes problemas técnicos llevaron a retrasar el anuncio al primer trimestre de 2018. Tampoco se cumplió con esa fecha, y se volvió a atrasar a abril del año pasado.

El impacto estraordinario sobre el beneficio de 2018 por TSB fue de 460 millones de euros

Todo esto tuvo un impacto extraordinario sobre el beneficio de 2018 de 460 millones de euros. De estos, 121 millones están relacionados con la migración tecnológica de la entidad británica, mientras que 339 son impactos extraordinarios netos ocasionados tras dicha migración.

Por ejemplo, la entidad catalana tuvo que pagar 160 millones adicionales por utilizar la plataforma de Lloyds tras atrasar la integración.

Pero no todo es tirar de bolsillo del Sabadell. La entidad pactó con Lloyds que una vez desconectada la operativa del TSB de su matriz de manera definitiva, el banco dirigido por David Oldfield le abonaría una prima de unos 650 millones de euros en forma de compensación, según Banc Sabadell.

Así, el banco catalán planeaba costearse el desarrollo de la nueva plataforma con esta cantidad. "Prácticamente lo que nos iba a pagar Lloyds es lo que nos iba a costar crear nuestra propia plataforma", explican fuentes de la entidad.

Sin embargo, el retraso en la integración hizo que el precio de crear su propia plataforma aumentara en unos 120 millones de euros.

TBS lastra los resultados del Sabadell 

La entidad catalana terminó 2018 con una caída del resultado de más de la mitad a causa de la mala evolución de TSB. Así, ganó 328,1 millones de euros, en 2018, el 54% menos que en el año anterior. Sin tener en cuenta TSB tampoco fue positivo: el beneficio fue de 568 millones, el 16,3% menos.

El banco asegura que la integración de TSB ya está completada y que los resultados de este año "van a ser muy diferentes" a los de 2018, aunque no han querido adelantar cifras de previsiones. 

Oliu asegura que "la contribución de TSB va a ser limitada aún, pero positiva". Aún así, adelanta que revisará a la baja su plan estratégico por su filial británica. 

El presidente explica que el plan estratégico del banco es el conjunto de los planes del Sabadell y de TSB. Mientras que el del Sabadell parece ir como estaba planeado, en el caso de TSB se va a realizar un profit warning, es decir, a revisar los objetivos a la baja.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad