El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. Foto: Efe

La banca se ahorra (por ahora) provisiones extra contra la crisis

stop

El Banco de España previene de que el escenario puede cambiar el próximo año, si se cumplen "las previsiones" económicas

Madrid, 30 de septiembre de 2019 (11:30 CET)

La banca española vuelve a esquivar la obligación de asumir provisiones extra de cara a los próximos meses. De acuerdo con la información que acaba de publicar el Banco de España, los bancos no tendrán que fortalecerse específicamente por los tambores de crisis, ya que la institución gobernada por Pablo Hernández de Cos ha fijado en el 0% este colchón para el cuarto trimestre de este año.

Según explica el BdE, esta herramienta conlleva "que las entidades de crédito acumulen un colchón de capital durante períodos expansivos a fin de que este pueda ser liberado durante una fase subsiguiente de contracción. De esta forma, el CCA refuerza la solvencia del sistema bancario durante las fases de crecimiento, que es cuando habitualmente se produce una acumulación de riesgos, y ayuda a mitigar la disminución del flujo de crédito nuevo a la economía cuando dichos riesgos se materializan", apunta.

Por el momento, el Banco de España no detecta riesgos concretos para asumir la activación, pero previene de que esta situación puede cambiar el próximo año. "En el próximo año diversos indicadores de referencia superarían los umbrales de activación. De activarse este instrumento macroprudencial, las entidades de crédito afectadas contarían con un plazo de doce meses para cumplir con el requerimiento", adelanta el Banco de España.

Un 2020 más exigente

Esta advertencia del supervisor es un motivo de presión añadido para los bancos españoles y para algunas de sus estrategias, como los dividendos en efectivo. De forma regular el supervisor recuerda que la banca española, a pesar de sus esfuerzos para reducir activos improductivos (especialmente carteras de impagados y de adjudicados), continúa a la cola en solvencia en la Unión Europea.

Algunas entidades, como Banco Sabadell o BBVA, se encuentran bajo observación desde los test de estrés del año pasado por sus niveles de capital. Durante la presentación de resultados del primer semestre, el banco presidido por Carlos Torres defendió sus avances en este terreno, insistiendo en que los objetivos se mantenían sin cambios; en tanto que Banco Sabadell continúa reforzando su estrategia de venta de activos no estratégicos y de carteras de adjudicados e improductivos para ir reforzando este ratio.

Hace pocos días, además, se desprendió de una cartera de crédito al consumo; una operación que también le serviría para reducir activos ponderados por riesgo y mejorar sus niveles de solvencia.

Hemeroteca

Banco de España
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad