El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. Foto: EFE/AB

La banca europea cobra intereses al 20% de los depósitos de empresas

stop

La proporción se reduce al 5% en el caso de la banca de la europa periférica, en la que se incluiría España

Madrid, 22 de julio de 2019 (11:26 CET)

El cobro de intereses por los depósitos es una práctica cada vez más habitual en la banca europea. De acuerdo con una información publicada este lunes por El País, el 20% de los depósitos de empresas en la zona euro ya abonan un interés al banco, lo que, en supone que el 5% del capital ahorrado en la zona euro ya paga intereses. Una tendencia sobre la que ya advirtió EconomíaDigital

Las entidades españolas, no obstante, se colocarían a la cola en esta práctica, aunque no se especifica el dato. De hecho, las cantidades varían de forma muy importante dependiendo del país. En Alemania, por ejemplo, hasta el 50% de los depósitos corporativos --el 15% del total- pagan al banco. En contraste, en los países de la periferia, entre los que se incluirían las entidades españolas, apenas llega al 5% de los depósitos de empresas, según informa el medio del grupo Prisa, que habría utilizado datos del Banco Central Europeo (BCE).

Los tipos negativos que ha impuesto el BCE penalizan a las entidades por tener liquidez. De hecho, el organismo que preside Mario Draghi recomienda a las entidades que cobren por guardar el dinero a las compañías, en un esfuerzo para impulsar su rentabilidad. Sin embargo, este consejo no es extensible a las imposiciones para particulares y la banca española ha descartado dar ese paso, aunque no cuando se refieren a las grandes empresas.

En este sentido, el presidente del BBVA, Carlos Torres, ya admitió en 2016, cuando ocupaba el cargo de consejero delegado, que cobraban en algunos casos por depósitos de empresas. El de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, afirmó lo mismo hace unas semanas, cuando aseguró que era algo que "ya está pasando" en el caso de los grandes clientes institucionales, básicamente grandes fondos de inversión, de pensiones o compañías de seguros y descartó completamente dar ese paso para el cliente particular.

Seguir bajando los tipos de interés

Ante la posibilidad de que el BCE siga reduciendo los tipos de interés, el banco argumenta en un informe que pretende justificar que funcionan: “Un principio de la economía moderna es que la política monetaria no puede conseguir mucho una vez los tipos de interés se acercan a cero [...] porque los agentes acumulan el dinero en efectivo”.

El punto de arranque de todo este mecanismo tuvo su punto de partida en la crisis, un periodo que se abordó con una inyección de liquidez al sistema financiero por parte del BCE. Sin embargo, la poca disposición de las entidades por asumir riesgos y poner el dinero en circulación provocó que el "aliciente" del BCE no se viera reflejado en las economías de los países de la zona. 

Por este motivo, el banco central tuvo que responder cobrando a las entidades una penalización del -0,4% por los depósitos, el llamado tipo de interés negativo. Por ello, el eurobanco cobra un 0,4% a los bancos por sus depósitos, para poner el dinero en circulación y motivar así las inversiones y el consumo. Antes, lo normal era que el banco retribuyese los depósitos con un interés. Ahora, la decisión deriva, entre otras repercusiones, en que los bancos intentan compensar los bajos intereses que reciben al prestar el dinero por los tipos negativos subiendo las comisiones.

Hemeroteca

BCE
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad