Créditos más duros: los bajos tipos de interés afectan a los clientes. Imagen de unas tarjetas de crédito visa y MasterCard. EFE

Créditos más duros: los bajos tipos de interés afectan a los clientes

stop

Los bancos afectados por los tipos negativos endurecen las condiciones de los créditos y le pasan el coste a los clientes con comisiones más altas

Nahiara S. Alonso

Economía Digital

Créditos más duros: los bajos tipos de interés afectan a los clientes. Imagen de unas tarjetas de crédito visa y MasterCard. EFE

Madrid, 12 de marzo de 2019 (16:28 CET)

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, anunció la semana pasada que el BCE retrasará la subida de tipos hasta final de año. Una noticia que, pese a que los mercados se lo esperaban y fue acompañada de más inyecciones, provocó la caída de los mercados. Así, los tipos de interés negativos continúan afectando a la banca y esta pasa sus efectos a los clientes.

Si bien la medida tendrá consecuencias positivas para los hipotecados, también puede tenerlas negativas para los clientes. Según un estudio publicado por el Banco de España, los tipos de interés negativos provocan que algunos bancos endurezcan los términos y las condiciones en las que ofrecen los créditos para prestar con menos riesgos. Así, acortan el vencimiento medio y "exigen unas mayores comisiones por acceder a ellos". 

Con esta medida, las familias y las empresas con necesidad de financiación no solo han visto reducidas sus posibilidades de obtener un préstamo, sino que además parte del coste de los mismos recaen sobre ellos en forma de comisiones más altas.

Los bancos intentan compensar los bajos intereses que reciben al prestar el dinero por los tipos negativos subiendo las comisiones

Así, estas entidades ajustan su cartera de crédito concediendo préstamos menos arriesgados, es decir, con vencimiento y tamaño menores y con unas mayores exigencias de colateral.

"Los bancos peor capitalizados limitan la toma de riesgos, lo que puede, a su vez, reducir sus ingresos netos por intereses y, por tanto, su capacidad de generar capital orgánicamente a través del margen de intermediación​. De ahí que estos bancos tiendan, en promedio, a intentar compensar los menores ingresos netos por intereses incrementando las comisiones", explica el documento.

Este margen de intermediación son los intereses que ganan las entidades con la diferencia entre los intereses por pedir prestado capital y los intereses que ellos cobran por prestarlo. 

No disminuye el número de créditos

Pese a esto, el Banco de España considera que esta política no ha tenido efectos sobre el volumen total de crédito, ni ha reducido la concesión de préstamos frente a aquellos que consideran que no se han visto afectados. El estudio analiza 122 entidades en 13 países de la Eurozona

"Se muestra que no existen diferencias entre ambos grupos de bancos en lo referente al volumen total de crédito ofertado y que la oferta crediticia se ha ajustado a través de los términos y las condiciones de los préstamos concedidos, y no a través de la cantidad total ofrecida", reza el informe "Ajustes de las políticas crediticias en un contexto de tipos de interés negativos".

Además, el estudio también revela que "en los mercados más competitivos" no producen ningún ajuste, "probablemente para evitar la pérdida de clientes y por el menor porder de negociación con estos".

Los tipos de interés negativos deterioran el margen de intereses de los bancos, pero este impacto depende del modelo de pasivo de las entidades. Es decir, es mayor cuanto más elevado sea el peso de los depósitos en el balance.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad