La CEOE desatiende las recomendaciones del FMI y de Bruselas

stop

EMPLEO

07 de agosto de 2013 (13:04 CET)

La CEOE ha asegurado que mantendrá el pacto salarial fijado en el II Acuerdo para al empleo y la negociación colectiva pactado para el período 2012-2014. Fuentes de la patronal han señalado que están plenamente comprometidos con dicho acuerdo ya que es la "hoja de ruta" de los empresarios en materia salarial.

De esta forma, la CEOE se posiciona en contra de las recomendaciones del vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn. El alto cargo europeo hizo propia la propuesta del Fondo Monetario Internacional (FMI) de rebajar un 10% el sueldo de los trabajadores a cambio de que los empresarios generen empleo.

Condiciones

El acuerdo firmado el año pasado entre patronal y sindicatos fija que los aumentos salariales negociados no excederán el 0,6% en 2013.

Para 2014, establece que la subida de sueldos debe ajustarse al ritmo de la actividad económica, de tal manera que, si el aumento del PIB a precios constantes es inferior en 2013 al 1%, la subida salarial no excedería el 0,6% al año siguiente. Si por el contrario, la subida del PIB se sitúa entre un 1% y un 2%, el aumento de los salarios podría alcanzar un máximo del 1%.

Caída de salarios

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha calificado la propuesta del FMI como "descabellada", porque rebajar aún más los salarios de los ciudadanos condenaría a España "a la miseria".

En un comunicado, Ferrer ha advertido que los salarios reales en España (descontada la inflación) han caído 6,3% desde 2010, algo que -ha subrayado- no ha tenido "ningún efecto en el empleo" y, por el contrario, ha llevado a una caída del consumo y la inversión, además del sufrimiento a las familias.

Absoluto rechazo al FMI

Desde el otro sindicato mayoritario, CC.OO., su director de Comunicación, Fernando Lezcano, ha expresado el "absoluto rechazo" de este sindicato a la propuesta del FMI, porque considera que las políticas aplicadas desde el comienzo de la crisis han ido ya "en la dirección de la devaluación interna", por tanto, dirigidas a empeorar las condiciones de trabajo y, particularmente, las salariales.

"Eso no solo se ha demostrado ineficaz para salir de la crisis, sino que nos ha instalado en una prolongación de la misma", ha subrayado Lezcano, quien ha incidido en que que CC.OO. es partidario de estimular la actividad económica, para lo que se requiere que los salarios de trabajadores en activo y las rentas de los pensionistas "estimulen el consumo".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad