En la imagen, la fachada del Banco de España, en Madrid. EFE

La morosidad de la banca cae pero preocupan los créditos al consumo

stop

La morosidad bancaria cae en noviembre hasta el 6,01% y se mantiene en su nivel más bajo desde marzo de 2011 aunque preocupan los créditos al consumo

Madrid, 22 de enero de 2019 (12:32 CET)

La morosidad bancaria cayó en noviembre al 6,01% frente al 6,98% de octubre. La tasa de impago de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas de ahorro a particulares y empresas se mantiene en su nivel más bajo desde marzo de 2011, según los datos del Banco de España. Sin embargo, preocupan los créditos al consumo.

En total, los créditos dudosos bajan hasta los 73.548 millones de euros en el undécimo mes de 2018, desde los 73.870 millones de euros correspondientes a octubre. Así se reduce en noviembre por décimo mes consecutivo. Se espera que en los próximos meses el nivel caiga por debajo del 6%.

Además, la tasa de morosidad se sitúa 7,59 puntos porcentuales por debajo del máximo histórico marcado en diciembre de 2013, cuando se colocó en el 13,6%. Esta se calcula teniendo en cuenta el total de la financiación concedida por el sector y los créditos impagados.

No obstante, el crédito total del sector aumentó un 0,77% en noviembre en relación con octubre, hasta los 1,223 billones de euros, mientras que en términos interanuales cayó un 2,81%.

En el mes de noviembre, las entidades financieras redujeron hasta 45.949 millones de euros las provisiones, lo que supone una rebaja de 249 millones respecto al mes anterior. Un año antes, este 'colchón' se situaba en 61.179 millones de euros.

Crédito al consumo

Los datos del descenso de la morosidad bancaria tienen un contrapeso: el crédito al consumo. En España, la morosidad de este tipo de préstamos está elevándose. Esto hace que el precio de los mismos aumente significativamente respecto al resto de países de la UE.

El volumen de créditos que las entidades financieras tenían concedidos a sus clientes en noviembre de 2018 creció hasta 1,223 billones de euros, frente a 1,214 billones registrados en octubre.

Contratar un crédito al consumo en España es más caro que en la Eurozona. Para operaciones a plazo entre uno y cinco años el coste es un 63% superior en España al que aplican las entidades en la media de la zona euro, según datos del Banco de España.

Esto se explica en parte porque la tasa de morosidad en España es ligeramente superior a la media de la Eurozona, lo que encarece los créditos de forma directa, ya que la prima de riesgo en los créditos personales aumenta ante una mayor probabilidad de impago.

Tanto la Comisión Europea y el Banco de España como la el Fondo Monetario Internacional (FMI) advierten de que los créditos al consumo en el país rozan los niveles del año 2008. Por ello, piden a los bancos que fueran más estrictos a la hora de concederlos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad