Miquel Mateu, presidente de Grupo Peralada

La sicav de la familia Suqué Mateu roza los 18 millones

stop

Los casinos que controlan son una máquina de amasar dinero; las inversiones han evolucionado con irregularidad en el último trienio

en Barcelona, 27 de mayo de 2015 (20:13 CET)

La sociedad de inversiones Valores Mediterráneos cerró el primer trimestre de 2015 con unos fondos de 17,9 millones de euros, tras experimentar una progresión del 1,28% desde el 31 de diciembre del año pasado.

La evolución de la cartera fue dispar en el último trienio. En 2012 alcanzó un opíparo avance del 14,25%, pero los dos años siguientes cayó, el 2,75% en 2013 y el 0,85 en 2014. La entidad está gestionada por el banco suizo de administración de patrimonios Pictet & Cie.

Valores Mediterráneos está controlada por la familia Suqué Mateu, por medio de su holding empresarial Inverama. En este conglomerado también está integrada la compañía que posee los casinos de Peralada, Tarragona y Barcelona, que son, sobre todo el de la capital catalana, una máquina de ganar dinero a espuertas.

Inversión en deuda pública

La sicav de la familia Suqué Mateu mantiene algo más de 800.000 euros en deuda pública y otros productos de renta fija españoles. Una cantidad asimilar está colocada en participaciones de sicavs pertenecientes a terceros. Así mismo ha invertido 1,2 millones en bonos corporativos, tanto españoles como foráneos.

El grueso de sus posiciones, por importe superior a los 15 millones, está remansado en fondos internacionales. Destacan, entre otros, M&G Investment Management, DWS, Legg Mason Invest, Julius Baer, Pimco, Natixis, ING, Pictet y Franklin Templeton.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad