La Xunta dispara el interés para vender bonos

stop

SEGUNDA VEZ EN UN MES

Alberto Núñez Feijoo, presidente de la Xunta de Galicia

13 de diciembre de 2011 (19:29 CET)

La Xunta de Galicia ha optado por elevar fuertemente la rentabilidad para lanzar su segunda emisión de bonos patrióticos en poco más de un mes. La financiación escasea y el Gobierno de Alberto Núñez Feijoo ha tenido que ofrecer el 5,5% anual en el papel con vencimiento a tres años, cuando el pasado mes de noviembre lanzó otra emisión en la que el mismo producto rentaba el 5%.

La emisión se ha lanzado en un momento especialmente tenso en los mercados, sumidos todavía en la resaca de la cumbre para salvar el euro, con revisiones a la baja constantes de los emisores de deuda de país que implican mayor dificultad para captar dinero de los inversores institucionales.

En este contexto, el ejecutivo gallego necesita fondos adicionales y vuelve a apelar a los ahorradores particulares para lanzar una nueva emisión de bonos, la segunda en poco menos de un mes, ofreciendo una alta rentabilidad.

En la emisión también se lanzan títulos a 18 meses. En este caso, la rentabilidad ofrecida es el 5%, una cifra muy superior a la de la deuda del mismo tipo emitida este martes por el Estado. En concreto, el Tesoro ha vendido 1.498 millones con una rentabilidad del 4,25% .

La inversión mínima exigida para comprar estos bonos gallegos es de 1.000 euros, una cantidad idónea para poder colocar los títulos entre el gran público. El banco colocador es Deutsche Bank.

El debate sobre los bonos patrióticos

Sin embargo, el gobierno de Núñez Feijoo rehúsa dar la calificación de patrióticos a estos bonos. Alega que se venden a una o varias entidades financieras y por tanto su posible colocación en el mercado minorista escapa a su control porque depende de una entidad intermediaria ajena a la administración.

A lo largo de este año, el gobierno gallego ha realizado 20 emisiones de este tipo. La de noviembre ascendió a 80 millones de euros, y la que acaba de lanzar suma 30 millones.

Los bonos patrióticos han proliferado este ejercicio ante las acuciantes necesidades de financiación de distintos gobiernos autonómicos. Las emisiones más destacadas han corrido a cargo de la Generalitat catalana y la valenciana, del gobierno de Murcia y, en menor medida, de la propia Xunta.

La Generalitat de Catalunya, por ejemplo, colocaba recientemente su cuarta emisión de bonos para particulares. En total, el Govern captaba 4.223 millones que servirán para refinanciarse. Los bonos a un año ofrecían un interés del 4,75%. Los títulos a dos años daban una rentabilidad a sus compradores del 5,25%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad