Las hipotecas mixtas crecen, pero no benefician al bolsillo

stop

Aunque aumenta su presencia en el mercado, el descenso del euríbor desaconseja contratar una hipoteca del tipo mixto

Las hipotecas fijas están lejos de representar una cuota de mecado relevante.

Barcelona, 30 de abril de 2016 (13:30 CET)

Que las hipotecas a interés fijo presentan los intereses más bajos no es ningún secreto. Basta con ojear las ofertas de las diferentes entidades para contrastar los tipos que se aplican a este tipo de préstamos. Muchos anuncian que este tipo de hipotecas suponen el 40 % de los nuevos contratos que se firman. ¿Pero esta información es acertada?

Cómo es el mercado de las hipotecas

Según los datos publicados en el último boletín trimestral de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), que realiza una división de los préstamos en función de la estructuración del interés, los nuevos préstamos firmados con un interés fijo menor a un año descienden paulatinamente desde el 90 % de febrero de 2007, hasta un 58,5 % actual. Estas hipotecas son las consideradas de tipo variable, tradicionalmente el producto más vendido en España, que pueden contener también una etapa de un año a interés fijo.

En el segundo grupo encontramos las hipotecas que aplican un interés fijo con una duración de entre uno y diez años. Estas hipotecas han experimentado un crecimiento del 6 % de los nuevos préstamos hipotecarios en febrero de 2007, hasta convertirse en el 33 % de las nuevas hipotecas. Son las llamadas hipotecas mixtas, ya que durante su vida experimentarán un tramo de interés fijo y otro ligado a algún índice de referencia como el euríbor.

Finalmente, el porcentaje restante pertenece a las nuevas hipotecas firmadas con un tipo de interés fijo de más de 10 años, lo que representa un 8,5 %, porcentaje que contiene tanto las hipotecas mixtas con un tramo de interés fijo de más de 10 años, junto con las hipotecas a tipo fijo. Esta cifra coincide con la fijada en el último informe del INE, que cifraba el porcentaje total de nuevas hipotecas firmadas con un interés fijo al 10,8 %. Algo que dista mucho de representar el 40 % de las nuevas hipotecas.

Las hipotecas mixtas, crecen en silencio

La lectura de la estadística indica que aunque sí es cierto que se nota un repunte de las hipotecas a tipo fijo, aún están lejos de representar una cuota de contratación relevante. Queda por ver su evolución durante los próximos meses.

Lo que sí que se puede destacar es el paulatino aumento de las llamadas hipotecas mixtas, las hipotecas cuya vida de interés se divide en un tramo fijo al comienzo y otro variable después. Merece la pena reflexionar sobre este producto ya que, actualmente, se presenta un panorama desfavorable para la contratación de este tipo de préstamo hipotecario.

Las razones son de peso: elegir un tipo fijo a 5 o 10 años en la actualidad y variable después significa lanzarse a una hipoteca que obligará a pagar entre un 2 % y un 2,50 % durante los primeros años, desaprovechando el actual escenario de euríbor a mínimos históricos.

Después, aunque no se pueda prever la evolución del euríbor, el comportamiento esperado del índice es que tienda a subir, por lo que no se llegaría a disfrutar del ahorro que permiten los tipos bajos actuales en ningún momento.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad