Manuel Menéndez, consejero delegado de Liberbank. EFE

Liberbank descarta un plan duro de recorte de empleo u oficinas

stop

El banco continuará desprendiéndose de adjudicados a través del mercado minorista, pero estudia la venta de una cartera de 100 millones

Madrid, 29 de octubre de 2019 (10:56 CET)

Liberbank descarta llevar adelante un plan duro de recorte de oficinas o de empleo a corto plazo, según ha explicado el banco durante su encuentro con analistas este martes, en los que ha explicado sus resultados del tercer trimestre. La entidad financiera ha reconocido que su objetivo es mantener los costes contenidos en el nivel de los 400 millones "o inferiores", pero ha descartado planes duros a corto plazo.

El asturiano no ha querido desvelar la evolución de las conversaciones con los sindicatos, a los que ha planteado ciertos ajustes, si bien ha reconocido que el proceso de reconversión de su red no ha terminado, aunque sin que exista un plan de reestructuración exigente, que lleve aparejados costes de extraordinarios como si han enfentrado otros bancos, como Caixabank o Banco Santander este ejercicio. En este sentido, ha explicado que uno de sus objetivos es mantener la reconversión de oficinas en agencias, porque es una vía para controlar los costes directos.

El asturiano, que ha alcanzado un CET 1 Fully Loaded del 13% al cierre de septiembre, ha señalado que se encuentra cómodo con esta posición de capital y que por ahora no valora ningún plan para repartir el exceso. "Nuestra intención es mejorar la retribución, ha afirmado, aunque ha precisado que no ha tomado "ninguna decisión sobre el exceso de capital".

El banco se ha mostrado confiando en la evolución de sus resultados durante el último trimestre de 2019, y ha adelantado que espera una aceleración, que debería prolongarse también a lo largo de los próximos trimestres; gracias al incremento de los volúmenes de crédito y de la mejora de los ingresos por comisiones.

Liberbank mantiene su plan de limpieza

La estrategia de Liberbank para combatir los bajos tipos de interés está enfocada hacia la limpieza de balance, con un recorte de los activos tóxicos que cerraron el 30 de septiembre en el nivel del 9,8%, y en el incremento de los volúmenes de crédito y los ingresos por comisiones.

Este enfoque provocado que la morosidad se haya reducido al 3,86 por ciento hasta el 30 de septiembre; tras desprenderse de 370 millones en activos adjudicados, lo que supone que, en términos interanuales, "la cartera de adjudicados se ha reducido un 23 por ciento", apunta la compañía.

La intención de Liberbank es continuar con este proceso, que debería acelerarse este trimestre, pero recurriendo fundamentalmente a las ventas a minoristas porque permiten "optimizar la rentabilidad". No obstante, el banco ha reconocido que también estudia ventas de cartera; si bien pequeñas, en paquetes de unos 100 millones de euros. En este sentido ha reconocido que ahora mismo está trabajando en la venta de una cartera de este tipo. 

Su intención es cumplir con el objetivo dado al mercado, que es reducir su tasa de NPAs (activos no productivos por sus siglas en inglés), por debajo del 8% al cierre de este ejercicio.

De acuerdo con la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), durante los nueve primeros meses del año, el banco ganó 96 millones, un 10% menos en el mismo periodo del año anterior. Liberbank destaca, sin embargo, que la mejoría se ha logrado "sin aportaciones significativas de resultados atípicos ni operaciones financieras". Asimismo, apunta que ha logrado un incremento del margen de intereses, del 3,2% en este contexto de tipos negativos. No obstante, según Finanzas.com, el mercado ha acogido negativamente sus números.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad