Los bajos precios del mercado inmobiliario empujan al rescate del ‘banco malo’

stop

Los analistas advierten de que si el ritmo de descuentos sigue, la SAREB requerirá la inyección de más dinero antes de finalizar el año

La presidenta de la SAREB, Belén Romana | EFE

19 de junio de 2013 (21:09 CET)

La situación del mercado inmobiliario y la política comercial de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB) empujan al conocido como banco malo hacia un rescate con más dinero público, según la opinión de varios analistas.

La paradoja sería absoluta. La entidad --que preside Belén Romana-- pensada para salvar a las cajas más torpes en la gestión de los activos inmobiliarios necesitaría, a su vez, una suerte de rescate. Es decir, la inyección adicional de recursos para una posible recapitalización.

La posible factura


Dado el caso, al menos la mitad de la factura iría a cuenta del erario. El 45% del capital está en manos del fondo de rescate FROB, dependiente del Banco de España. El resto se lo repartieron varias entidades privadas.

El Santander, Caixabank, el Popular y el Sabadell, entre otros, figuran como accionistas. También empresas del Ibex. Iberdrola y Mapfre son algunos ejemplos. Entreron para obtener un 15% de ganancias. Por ahora, completarían el resto de la inyección extraordinaria.

Pérdida de valor


El problema está en la pérdida de valor de los activos que la SAREB heredó de las cajas de ahorros. A la tendencia del mercado, que seguirá contrayéndose, cabe sumar las ofertas que se ofrecen en las negociaciones con los clientes.

Bankia, CatalunyaCaixa y Novagalicia son los principales proveedores de propiedades de dudosa rentabilidad, que ahora hay que vender a bajo coste. La adquisición costó 40.000 millones, según los planes de contingencia aprobados por la Comisión Europea.

Descuentos al 45%


Para dar salida el stock, se aplican descuentos de prácticamente la mitad. Por ejemplo, Bankia comunicó este miércoles que ha vendido al 45% del valor una promoción en manos de la SAREB de 550 pisos en Valencia. Es la tónica general.

La posibilidad de un rescate al banco malo es la inquietud recurrente de los círculos financieros de Madrid desde hace semanas. Sin embargo, un analista lo avisa públicamente por primera vez. El economista jefe de Andbank, Àlex Fusté, anticipa que la SAREB “tendrá problemas de capital si sus activos pierden más valor”.

El Tesoro, preparado


El escenario de la recapitalización del banco malo está entre los más probables hasta finales de año para la entidad de banca privada andorrana. Señala, incluso que el Tesoro Público “gestiona el calendario de subastas con habilidad”.

El cuarto trimestre del año está despejado de subastas. El FROB tendría el camino libre para emitir deuda.

Nacionalizaciones parciales

Los recursos que el órgano del Banco de España capte se destinarían también a completar “unas nacionalizaciones a medias”. Las nuevas exigencias de capital que planea el Ministerio de Economía forzarán “a algunos bancos pequeños, los sospechosos habituales” a pedir ayuda pública.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad