El consumidor del futuro: exigente, sibarita y emocional. En la imagen, sección de bazar en un supermercado de Aldi.
stop

La confianza de los consumidores cae 11,6 puntos en un año debido a una reducción de las expectativas sobre la economía y la situación actual

Nahiara S. Alonso

Economía Digital

El consumidor del futuro: exigente, sibarita y emocional. En la imagen, sección de bazar en un supermercado de Aldi.

Madrid, 03 de enero de 2019 (12:03 CET)

Los ciudadanos no se fían de que la situación económica en España vaya a ser favorable. De hecho, temen una nueva crisis. Así se refleja en la confianza de los consumidores, que se desplomó 11,6 puntos en 2018 debido a una reducción de las expectativas sobre la economía y la situación actual.

Cuando cae la confianza, se augura que se frenen las compras y se reduzca el consumo. Si los consumidores sienten que existen posibilidades de que se acerque una crisis, tienden e a ahorrar y gastar menos dinero, lo que repercute negativamente en el comercio.

De hecho, los últimos datos de ventas en el sector de alimentación, bebidas y vestido dispararon las alarmas entre los proveedores de los grandes supermercados y tiendas en España. Además, los objetivos de ventas trazados para 2018 fueron en muchos casos mucho peores de lo previsto.

A esto se une la desaceleración de la economía, que hace que el crecimiento en España se ralentice, al igual que en el resto de Europa. En diciembre la confianza se situó en los 90,9 puntos, frente a los 102,5 en los que cerró el mismo mes de 2017, según los datos publicados por el CIS. Respecto al mes anterior, la bajada fue de 0,5 puntos.

Evolución de la confianza del consumidor. Fuente: CIS

Evolución de la confianza del consumidor. Fuente: CIS

La bajada de la confianza en 2018 se debe, principalmente, a la peor valoración que hacen los ciudadanos de la situación actual, que cae en 9,4 puntos​. Las expectativas, por su parte, se desplomaron en 13,6 puntos respecto a 2017.

Cuatro de cada diez personas consideran que a situación económica actual es peor que hace seis meses. En cuanto a la situación futura, un tercio de los encuestados prevén que la economía continúe empeorando.

La media anual, además, se situó en los 98,3 puntos, por debajo de la barrera de los 100 puntos que marca el umbral entre una percepción positiva y una negativa, 4,5 puntos por debajo de la de 2017.

Más de un tercio de los españoles ven dificultades para encontrar un empleo en la actualidad y en el futuro

De los 2.200 entrevistados, el 22,5% opina que la situación económica actual de su hogar está peor, frente al 15% que considera que es mejor. La mala situación la relacionan con la inflación principalmente. En 2019 subirá el precio de varios productos y servicios, coincidiendo con la entrada de nuevos impuestos -como para la gasolina- y la subida del IPC.

En cuanto al mercado laboral, pese a que 2018 ha cerrado con una afiliación a la seguridad social de más de 19 millones de personas -algo que no se veía desde 2007-, más de un tercio de los españoles ven dificultades para encontrar un empleo en la actualidad y en el futuro. Esto condiciona la compra de bienes.

Alerta del crédito al consumo

A todos estos factores que parece que van a frenar el consumo, se une que el Banco de España quiere que la banca frene el crédito para esta finalidad. El crédito al consumo es uno de los productos estrella de las entidades hasta el punto de que han creado filiales específicas para ello.

Sin embargo, el organismo advierte de que los incrementos de concesiones de los créditos al consumo están elevando la morosidad, según explica el organismo en el informe de Estabilidad Financiera de 2018. Sin embargo, en los seis primeros meses del año los grandes bancos continuaron aumentando los préstamos.

Pero no es la primera vez que un organismo pide que se limiten estos préstamos. Ya en otras ocasiones la Comisión Europea, el Banco Central Europeo e incluso el propio Banco de España han alertado al sector financiero español de que van a vigilar con lupa este tipo de crédito. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad