El precio de la electricidad se ha disparado durante el mes de abril. Foto: Anthony Indraus
stop

El gasto de las familias en el recibo de luz y gas es el más alto en Europa en 2018, superando los 0,1947 euros por kilovatio-hora de media

Madrid, 17 de mayo de 2019 (12:01 CET)

El bolsillo de las familias españolas es el que más sufre de toda Europa a la hora de afrontar el coste de la electricidad y el gas. Además, esta diferencia es cada vez más acusada, según los últimos datos publicados por Eurostat para el último tramo de 2018.

España cerró el año pasado con un precio kilovatio-hora para los hogares de 0,1947 euros de media sin contar impuestos. Se trata de una cantidad nunca vista anteriormente y se superó por primera vez la barrera de los 0,19 euros.

Teniendo en cuenta el poder adquisitivo de cada país el precio del kilovatio-hora español es el más elevado, según publica El Confidencial. De hecho, el efecto es más acusado para aquellos usuarios que menos consumen dado que en España se paga un porcentaje alto de gastos fijos que no dependen de la cantidad de electricidad gastada.

La diferencia de precio que sufren los españoles es muy significativa con respecto a otros grandes países. Mientras en España el coste es de 0,215 euros por kilovatio-hora (en paridad de poder adquisitivo), en Alemania es de 0,128 euros y en Francia es de 0,106 euros​.

También en Italia es menor, de 0,143 euros, en Portugal es 0,126 euros y en Reino Unido es de 0,127 euros. Esto significa que el coste en España es casi el doble que entre los principales comparables.

El gas, en el mayor nivel desde 2015

Una de las razones que se esgrimen para explicar el alto coste de la luz es que España se trata, energéticamente hablando, de una isla con mucha menor capacidad de interconexión que otros países del norte de la UE.

Sin embargo, aunque la situación de Portugal es similar, sus costes están por debajo de los de España. Lo que sí afecta con fuerza y es un factor extraordinario en España son las primas a las renovables.

Este panorama es similar para el gas natural. Aunque este no está al mayor nivel de la historia, ya que depende de la fluctuación de los hidrocarburos en el mercado internacional, sí está al mayor nivel desde 2015. De esta manera, para las familias españolas es un coste más acusado que para cualquier otra de otro país. 

Cuando se toman en cuenta los impuestos, la situación no es mucho mejor: solo Portugal y Alemania superan a España en términos comparativos. Así, el elevado coste de luz y gas contribuye a que el ahorro de los hogares españoles sea un 60% más bajo que en el resto de Europa, también según Eurostat

El coste que tuvieron que soportar los hogares durante el año pasado se dio pese a que la situación climática fue más favorable​ en teoría para contener los precios.

Hemeroteca

Finanzas personales
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad