La factura de la luz podría aumentar hasta un un euro este mes de abril | Plenio, en 'Unsplash'

La factura de la luz subirá en abril: estos son los motivos

stop

La suspensión temporal del impuesto a la generación eléctrica acabó el pasado 1 de abril, lo que provocará subidas de hasta un 4% en el precio de la luz

Barcelona, 03 de abril de 2019 (11:39 CET)

El precio de la luz podría subir en abril. Este 1 de abril finalizó la suspensión temporal del impuesto de generación eléctrica del 7%, una de las medidas urgentes puestas en marcha por el Gobierno para mitigar la subida de la factura de la luz. 

Algunos expertos hablan de subidas de entre un 3% y un 4% en el precio de la luz a partir de este mes de abril, lo que se traduciría en un encarecimiento de la factura de la luz de entre 0,5 y un euro al mes.

Todo ello teniendo en cuenta que el precio del pool se encuentra en unos 54 euros por megavatio, una cifra que podría ascender si se incrementa el precio del mercado marginalista. 

En marzo se ha producido un descenso en el precio de la luz del 10%

En este marco, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advirtió que el precio de la luz registrado en el mes de marzo ha sido el más elevado para un mes de marzo en seis años, de hasta 48,62 euros el megavatio por hora (MWh). En este sentido, la OCU señaló que la primavera suele ser un periodo en el que la electricidad marca precios ligeramente inferiores a los del resto del año. 

Con todo, en marzo se ha producido un descenso en el precio de la luz del 10% respecto a febrero y de un 21% si se tiene en cuenta los precios que marcó la electricidad tanto en enero como en meses anteriores. 

La ministra de Transición Ecológica calculó que la luz podría repuntar un 3,6% respecto al año anterior

El ministerio de Transición Ecológica, liderado por Teresa Ribera ha optado por no prorrogar la exención del impuesto del 7% a la generación. El pasado octubre, el Gobierno puso en marcha un plan de medidas urgentes para moderar los precios de la electricidad durante seis meses. Un plan por el cual quedó suspendido el conocido como impuesto al sol de forma provisional. 

Han sido el encarecimiento del precio de los derechos de emisión de CO2 y del gas natural y el carbón en los mercados internacionales los que, el pasado septiembre, impulsaban el precio de la electricidad hasta máximos anuales.

La factura final, a cargo del consumidor

El ministerio calculó que, para finales del pasado año, la factura de la luz podría repuntar un 3,6% respeto al año anterior si no se tomaba ninguna medida. La derogación del impuesto al sol estuvo vigente durante los últimos tres meses del 2018 y los tres primeros de 2019. 

Lo cierto es que aunque el impuesto se aplica a las compañías eléctricas, repercute directamente en la factura final que paga el consumidor. Sin embargo, a diferencia de otros impuestos, este no aparece reflejado en la factura de los consumidores.   

Ribera aseguró hace unos días que con las elecciones del próximo 28 de abril no tiene capacidad de maniobra para dar continuidad a la eliminación de este impuesto. 

Noticia original de Business Insider. Autora: Lidia Montes

Hemeroteca

Finanzas personales
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad