Los exportadores españoles dan gracias a la crisis griega

stop

Oportunidades

Protesta en la plaza Syntagma de Atenas en favor del 'No' en el referéndum sobre el rescate

en Barcelona, 18 de agosto de 2015 (21:30 CET)

El Congreso de los Diputados ha aprobado este martes el tercer rescate griego. Costará a España 10.150 millones de euros, que sumados a los dos anteriores rescates, arrojan 34.000 millones en exposición. El Gobierno deberá pues rascarse el bolsillo, y con él los españoles, para salvar al euro. Pero alguien le está sacando partido a la crisis griega: las empresas.

El país heleno vive una grave crisis económica, con caídas del producto interior bruto (PIB) durante cinco años seguidos, que algún año rozaron el 9%, con el paro por encima del 25% y bajadas de sueldo constantes y muy dolorosas para la población.

Además, su economía ha caído en un gran déficit comercial, con descensos de las exportaciones e incrementos de las importaciones.

En este contexto, las empresas españolas están aprovechando para vender sus productos en el mercado griego. Según los últimos datos de comercio exterior del Ministerio de Economía, las exportaciones españolas a Grecia han subido el 23,3% en el primer semestre, hasta los 1.051 millones de euros. Es el cuarto mercado europeo que más crece para el comercio español.

Al alza

Esta tendencia se inició en 2013, aunque de forma muy tímida, y se ha ido incrementando desde entonces. Hace un año, en el primer semestre de 2014, las exportaciones a Grecia subieron un 14%, y cerraron el año con un incremento del 27,8%, hasta los 1.892 millones, el mejor ejercicio desde 2008.

Durante el pasado año, las exportaciones al país heleno casi triplicaron las importaciones, que se desplomaron un 43%. En el primer semestre de 2015, las ventas españolas en el país mediterráneo ya suponen más del triple de lo que se compra, aunque las importaciones se han recuperado y han crecido un 33%.

Una situación que "no es normal"

En 2014, las importaciones griegas subieron el 2,1% a pesar de la crisis, mientras sus exportaciones bajaron un 1,5%. Como resultado, las compras en el exterior, de 47.700 millones de euros, superaron en 20.000 millones las ventas.  

Joan B. Casas, decano del Colegio de Economistas de Cataluña, ha valorado que "no es normal" que una economía en depresión, como la griega, incremente sus importaciones.

Sin embargo, ha advertido de que es posible que las exportaciones españolas suban porqué la cifra global de negocio entre ambos países "no es muy alta y solamente que suba algún producto con un coste alto, como automóviles, puede hacer subir las estadísticas".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad