Los que pagan aún menos que Alemania

stop

COSTE DE FINANCIACIÓN

Merkel, en una de las últimas cumbres europeas

13 de diciembre de 2011 (19:15 CET)

The Wall Street Journal lo tenía claro este lunes: "La gran decisión de inversión para 2012 será si comprar o vender bonos alemanes". La seguridad de la deuda pública alemana ya lleva varios meses en entredicho desde que la crisis de la Eurozona se ha agravado. Los inversores siguen apostando por el bund, pero los costes financieros que Berlín está teniendo que asumir para salvar la cara de otros países en peor situación están siendo castigados por los mercados.

La cotización del título de deuda alemán a diez años es, no obstante, la referencia del mercado para el cálculo de la prima de riesgo. Según especialistas, en su momento esto se estableció así al relacionarse completamente el euro con el marco y por tanto con el bono alemán. "La solvencia germana era la solvencia del euro e interesaba que la prima de riesgo tomara como referencia la deuda pública emitida por Berlín", asegura Luis Benguerel, de la firma Interbrokers. Pero hay algunos países que pagan incluso menos que Alemania al financiarse.

Tipos negativos


A fecha de este viernes por la tarde, y según Bloomberg, Suiza, Japón, Hong Kong, Singapur, Dinamarca, Suecia y Canadá tienen rentabilidades menores a Alemania en el mercado secundario. Otros como Reino Unido o EE.UU. oscilan entre intereses ligeramente inferiores y ligeramente superiores a los de Berlín. Curiosamente, ninguno de estos países tiene euro.

Si echamos un vistazo a estas economías, podemos observar algunos puntos en común. Tres de ellas son algunos de los paraísos fiscales más importantes del mundo (Suiza y las asiáticas Singapur y Hong Kong). Un experto consultado certifica que "lo de Suiza es muy especial, ya que en varias ocasiones este año se ha financiado a tipos de interés negativos, es decir que los inversores han pagado por comprar bonos helvéticos. "En dos años están a -0,1%. para vencimiento en junio de 2012 a 0,2%". Su prima de riesgo estaba el viernes por la tarde en 118 puntos básicos negativos, con el bono a diez años rindiendo tan sólo un 0,71% anual, muy por debajo de la inflación. 

Desde XTB, el analista Juan Pedro Zamora tiene claro que de cara a 2012 recomienda "vender bund, porque su rentabilidad hará que a medio plazo haya una salida en tromba de este activo hacia la renta variable". Asegura que cuando no haya tanta percepción del riesgo, los inversores huirán del bono alemán, como también de la renta suiza. Desde el miércoles, la renta fija alemana ha vuelto a contraer su rentabilidad para dejarla en el 1,89% a diez años el viernes por la tarde.

De los que no entran en la calificación de paraísos fiscales, nos encontramos con Japón, uno de los países con ratio deuda/PIB mayor del mundo y donde sin embargo la prima es negativa, pues la mayoría de su deuda la tienen entidades y particulares nipones. Paga también menos que Alemania, en este caso 89 puntos básicos, y su bono a diez años se cambia en el secundario por un rendimiento del 0,99% anual.

Dos economías nórdicas y dos norteamericanas completan el grupo de los que pagan aún menos que la privilegiada Alemania. Las dos primeras son Dinamarca y Suecia, dos países que, integrados en la UE, rechazaron sin embargo adoptar el euro y ahora deben estar celebrándolo. La prima de riesgo de los suecos es 29 puntos básicos inferior a la germana (un 1,62% de rendimiento anual) y la danesa está en paridad: tres décimas por debajo.


La máquina de imprimir

Y luego están Reino Unido y Estados Unidos que, sin caracterizarse por una política presupuestaria rígida, combaten los problemas económicos mediante la impresión de dinero, que les garantiza una devaluación de su moneda para mantener competitividad así como la posibilidad de comprarse a sí mismos los bonos soberanos que requieren. Reino Unido, uno de los países con más déficit de la UE en 2010, paga ahora mismo sólo 20 décimas más por un bono a 10 años que Alemania (está en el 2,14%). 

Por su parte, la confianza en Washington y en la máquina de imprimir de la Fed lleva la cotización del bono norteamericano al 1,89% anual, apenas una décima más que la referencia alemana.







Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad