Doble récord en las CCAA: agujero de 300.000 M y 17 consejerías más. En la imagen, el Banco de España. EFE

Más de la mitad de las reclamaciones por cláusulas suelo, en el cajón

stop

Las entidades bancarias rechazan el 55% de los casos reclamados a través del mecanismo extrajudicial, lo que podría repetirse con el IRPH

Economía Digital

Doble récord en las CCAA: agujero de 300.000 M y 17 consejerías más. En la imagen, el Banco de España. EFE

Barcelona, 18 de agosto de 2019 (20:57 CET)

Las entidades bancarias españolas solo no han aceptado el 55% de los casos del total de afectados por las cláusulas suelo según los datos de la entidades de la comisión al cierre de mayo de 2019. Es decir, han estimado el 45% del total, devolviendo 2.237,05 millones a 495.179 afectados, pero no han prosperado más de 700.875 casos –fruto de la suma de desestimaciones, inadmisiones y casos pendientes– con lo que la cifra a devolver podría haber sido mucho más significativa.

Se trata del último cómputo analizado por la Comisión de Seguimiento creada en mayo del 2017 para verificar el adecuado funcionamiento del mecanismo extrajudicial arbitrado por el Gobierno que obliga a la banca a atender todas las quejas presentadas por dichos topes y devolver, en su caso, las cuantía cobradas de más.

Según una información que recoge Europa Press, el número de solicitudes recibidas por las entidades de crédito desde que se puso en marcha este instrumento hasta el pasado mes de mayo asciende a 1.196.054, de las cuales se han estimado 529.193, el 44,24%, mientras que se han desestimado 234.451, el 19,6%. Además, se han inadmitido 415.171, el 34,7%, y 5.622, el 0,47%, están pendientes de analizar. 

Negociaciones privadas

Tal como avanzó este periódico hace unos días, el sistema que aprobó el Gobierno por las cláusulas suelo de una negociación en privado entre el banco y sus clientes podría perjudicar a los clientes y que podría reciclarse, en el caso de que Europa se pronuncie en contra de los bancos por el IRPH.

Según matizó Patricia Suárez, presidenta de ASUFIN, este sistema mantiene el desequilibrio, porque es el banco el que "calcula" la cantidad a recibir y el cliente acepta, o no. "Como hemos visto en las cláusulas suelo, finalmente solo un porcentaje bajo de los afectados recupera el dinero, porque cuando el banco les dice que no tienen derecho, deciden no emprender la vía judicial", apuntaba Suárez. 

La banca, pendiente de Europa

La banca española tiene muchos frentes abiertos. Además de las negociaciones con los afectados por las cláusulas suelo y con los sindicatos tras el anuncio de recortes importantes en las plantillas de los principales bancos, está a la espera del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre los Índices de Referencia de Préstamos hipotecarios (IRPH). 

El posicionamiento del abogado general del TJUE sobre los IRPH que se producirá en septiembre, marcará un punto de inflexión en los litigios en curso entre la banca y los consumidores, puesto que en juego hay 16.000 millones vinculados a este indicador. 

El peor escenario para las entidades financieras (pero mejor para los afectados​) sería que se invalidara el indicador; lo que podría obligar a la banca a devolver todos los intereses cobrados y dejar vivos los préstamos gratuitos para los clientes; una solución que, sin embargo, parece improbable.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad