Moody's presiona a Caixabank y Dos Santos para que pacten ya en BPI

stop

La agencia alude a los riesgos derivados de la crisis del petróleo sobre la filial angoleña BFA

Isabel Dos Santos, la segunda fortuna de África

Madrid, 23 de marzo de 2016 (12:21 CET)

Coincidiendo con el levantamiento de la suspensión de las cotización del banco portugués BPI, por parte de la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM), la agencia de calificación Moody's ha metido baza en las negociaciones que llevan a cabo Caixabank y Santoro Finance Prestaçao de Servicios, el vehículo inversor de la angoleña Isabel dos Santos, para alcanzar un acuerdo para que la entidad española tome el control del banco portugués.

La CMVM de Portugal había suspendido la negociación de las acciones del banco BPI antes de la apertura de la bolsa de Lisboa a la espera de que la entidad publicara una  "información relevante". Y levantó la suspensión tras reconocer Dos Santos la existencia de negociaciones.

Retroceso de BPI a su vuelta al parqué

Las acciones de BPI habían cerrado el lunes con un alza del 2,87%, tras haber llegado a cotizar en su nivel más alto desde junio de 2015, y en su reanudación, hoy miércoles, volvía a retroceder, con caídas superiores al 2% a media sesión.

En su advertencia, Moody's señalaba que había puesto en revisión para una posible rebaja el rating 'Ba3' de la deuda senior a largo plazo y de los depósitos del banco BPI, participado por CaixaBank, así como la calificación 'B2' de la deuda subordinada ante los crecientes "riesgos a la baja" para la solvencia de la entidad portuguesa por su exposición a Angola.

Se acerca la fecha límite del 10 de abril

"La revisión para la rebaja de los ratings de BPI fue provocada por la cada vez mayor preocupación de Moody's con respecto al perfil financiero del banco a medida que se acerca la fecha límite del 10 de abril  dada por el BCE y no se ha encontrado una solución para la gran exposición de BPI al Estado de Angola y el Banco Nacional de Angola", apunta la agencia.

En este sentido, Moody's cifra estas exposiciones en 3.600 millones de euros y 1.300 millones de euros, respectivamente, superando así el límite de grandes exposiciones de 3.000 millones y 200 millones.

En su análisis, la agencia advierte del "relevante peso de las operaciones angoleñas para BPI", que representaban el 61% del beneficio de la entidad y el 19% de los activos a finales de 2015, ante el riesgo derivado de potenciales problemas en la economía de Angola por los bajos precios del petróleo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad