Novagalicia prevé que los inversores privados sustituyan al Frob

stop

El banco gallego se transforma en EVO para fortalecer su posición fuera de Galicia. La nueva franquicia cuenta con 120 oficinas repartidas en toda España

12 de marzo de 2012 (13:50 CET)

Novagalicia Banco (NGB) confía en encontrar inversores privados que sustituyan la participación mayoritaria del Estado en su capital y ha bautizado con la marca EVO Banco a 120 oficinas con las que el grupo financiero operará en España fuera de Galicia, Asturias y León.

El director general de EVO Banco, José Luis Abelleira, recalcó que el proyecto lo han gestado el presidente y el consejero delegado de NGB, José María Castellano y César González Bueno, respectivamente, y cuenta con el respaldo del consejo de administración integrado por miembros del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), organismo dependiente del Banco de España.

"Si tuviéramos la convicción de que vamos a ser subastados no lanzaríamos este proyecto, que ha venido para quedarse", sostuvo Abelleira en la presentación de la nueva marca comercial, si bien eludió entrar en detalles sobre la búsqueda de socios por parte de NGB para darles entrada en su capital antes de octubre, para evitar un proceso de adjudicación.

Novagalicia Banco forma parte de las quinielas que lo adjudican a Caixabank. El banquero catalán Isidro Fainé habría incluido la franquicia gallega y Banca Cívica en su esquema de futuro, según adelantó Economía Digital.

Nacionalizada el 93%

Actualmente, el capital de Novagalicia está participado por el Estado en un 93%, después de que el Banco de España autorizara una inyección de capital público por importe de 2.465 millones de euros el pasado mes de septiembre para dar cumplimiento a la norma de fortalecimiento del capital aprobada por el Gobierno.

El lanzamiento de la marca EVO, que quiere transmitir la idea de evolución, ha acarreado una inversión inicial de 3 millones de euros con el objetivo de que la luzcan 120 sucursales repartidas por 41 provincias y 69 grandes ciudades españolas.

La nueva marca arranca con un producto principal, la denominada 'cuenta inteligente EVO' que integra dos cuentas en una: cuenta corriente para el día a día, con una rentabilidad del 2%, y otra cuenta a plazo, con una rentabilidad del 3%.

Asimismo, sus clientes se beneficiarán de la devolución del 1% de las compras con tarjeta de crédito, cero comisiones, y retirada gratuita de efectivo en cualquier cajero de España con la tarjeta de débito, con la condición de domiciliar cinco recibos, o la nómina, pensión o prestación por desempleo.

Un banco sencillo

Al ser preguntado sobre si esta oferta podría suscitar recelos en el sector financiero por tratarse de una entidad que ha recibido dinero público, Abelleira resaltó que existen otras ofertas más competitivas en precio y que EVO basa toda su estrategia en convertirse en un banco de máxima sencillez de uso para los clientes.

Además de las 120 oficinas que echan a andar bajo la nueva marca, está previsto que otras 60 de las que operan fuera de Galicia, Asturias y León se reconviertan a ella progresivamente, mientras que está previsto el cierre de otras 130 sucursales de NCG, dijo el responsable de la puesta en marcha de EVO. En estos territorios y en el extranjero, el grupo seguirá operando con la marca Novagalicia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad