TODO EMPEZÓ EN BILBAO

El voto de los jubilados tiene un precio: 1.800 millones de euros

stop

Subir las pensiones al mismo ritmo que el IPC elevaría el déficit de la Seguridad Social, que ya está en 18.800 millones de euros

Barcelona, 12 de marzo de 2018 (10:11 CET)

Los jubilados están en pie de guerra. Por quinto año consecutivo, sus pensiones se revalorizarán apenas el 0,25%, una cifra inferior a la subida del IPC. Por ello, miles de personas salieron a protestar en las principales ciudades españolas a finales de febrero. Y el gobierno ya sabe lo que costaría acallar las manifestaciones: 1.800 millones de euros.

Mariano Rajoy convocó un debate para este miércoles con tal de sostener el sistema de pensiones, que ya acumula un déficit de 18.800 millones de euros. Ante las peticiones de la oposición de vincular los pagos a la inflación, algo que se hizo en los años 90, los expertos aportan las cifras.

Con una inflación prevista del 1,6% para el año 2018, el coste para las arcas del estado sería de 1.800 millones de euros. La cantidad total ascendería de los 2.100 millones de tener en cuenta la subida del 0,25% aplicada, que ya tuvo un coste de 333 millones de euros.

Las pensiones que entran son el 30% más altas que las que se dan de baja

Como explica ABC, la factura sería cada año mayor, pues si en 2019 se volviera a tomar la inflación como punto de partida, a los 1.800 millones habría que sumar la nueva escalada de los precios.

Además, el volumen de pensionistas sube año tras año en España. Desde antes de la crisis, el volumen de pensiones crece por encima del 1%, y los gastos suben todavía más rápido: al ritmo del 3% ya que las nuevas rentas son hasta el 30% más altas de media que las que se dan de baja por fallecimiento.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad