Rafael Español, contra las cuerdas

stop

El consejo de La Seda estudia emprender acciones legales contra su expresidente

Sin título

03 de julio de 2009 (09:19 CET)

La gestión de Rafael Español al frente de La Seda puede acabar en los tribunales. El Consejo de Administración de la compañía que tiene lugar este viernes puede suponer la puesta en marcha de acciones de responsabilidad social contra Rafael Español, presidente de la empresa hasta el pasado 9 de junio. 

Parte de los consejeros de La Seda están así dispuestos a pasar a la vía legal para esclarecer algunos de los claroscuros que empañan la gestión de Rafael Español, según informa el diario El País. Algunos miembros del Consejo, liderados por el abogado Jacinto Soler-Padró, no acaban de ver con claridad algunas operaciones contabilizadas en 2008 que han podido contribuir a desviar las cuentas, tales como unas ventas de La Seda a Rusia y Túnez o un préstamo de 19,4 millones de euros a Jatroil, lo que les ha empujado a emprender acciones legales. Español no sería el único. Según el diario Expansión, algunos miembros del consejo también estudian emprender acciones penales contra Manuel Matos por una deuda de 18 millones de euros que el grupo del empresario portugués no habría devuelto a La Seda.

La Seda ha tenido que revisar en dos ocasiones las cuentas correspondientes a 2008. En primera instancia la compañía presentó unos resultados que arrojaban unas pérdidas de 188 millones de euros para pasar unos meses más tarde a elevarse esta cifra hasta los 368 millones. Cuatro consejeros -representantes de Caixa Capital Sociedad de Capital Riesgo, Inverland Dulce, Oman Oil y Luiquidambat Inversiones Financieras- no votaron a favor de estas cuentas que fueron enviadas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, lo que llevó a la compañía a presentar sus cuentas de nuevo con unas pérdidas esta vez de 565 millones de euros. Este último resultado ha sido el único que ha sido aceptado por el auditor, Horwarth Auditores.

Los cambios se han sucedido en los últimos tiempos en la cúpula de La Seda al mismo ritmo que crecían sus problemas internos. Rafael Español fue relevado de forma transitoria por Joan Castells, presidente de la aseguradora Fiatc, para sólo once días después, dejar el cargo y ser sustituido por José Luis Morlanes.

La Seda se halla inmersa en la actualidad en una batalla interna entre sus principales accionistas. La compañía atraviesa así una situación muy delicada tras no haber sido capaz de digerir las numerosas compras de empresas y activas realizadas con el objetivo de liderar el mercado europeo del plástico transparente que se emplea en la mayor parte de envases (PET).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad