Rañé alerta de la caída de la inversión empresarial en innovación

stop

MEMÒRIA CTESC

Sin título

06 de julio de 2010 (14:46 CET)

Las empresas catalanas han levantado el pié del acelerador por lo que se refiere a la innovación. E el año 2008, el último del que se tienen datos cerrados, los gastos de las empresas disminuyeron un 3,7% en innovación, mientras que los correspondientes a las grandes empresas caen casi un 14%, según lo indicado por el presidente del Consell de Treball Econòmic i Social (CTESC), Josep María Rañé, que este martes, 6 de julio, presentó la memòria socioeconómica y laboral de Catalunya de 2009.

De acuerdo con sus manifestaciones, el descenso de la inversión en innovación hará que no se pueda cumplir el objetivo marcado en el Pacte Nacional per a la Recerca i Innnovació de 2010. Este pacto fijaba la inversión en innovación este año en el 3,75% del PIB. En concreto, dijo Rañé, el peso de la innovación sobre el PIB fue en 2007 del 1,99%, mientras que en 2008 bajó al 1,86%, casi la mitad del nivel que debería tener a finales de este año.

El informe distingue entre investigación y desarrollo e innovación. En investigación, los datos son mejores que en innovación, Así, los gastos de 2008 crecieron en el conjunto catalán un 13% respecto al año anterior, el personal ocupado en este ámbito se incrementó en un 8,1%. Si se comparan estos puntos con el crecimiento del PIB en España en 2008, que fue del 2,9% y del empleo que fue del -0,3%.

Los gastos internos en Investigación y desarrollo crecieron hasta el 1,62% del PIB y fueron ejecutados mayoritariamente (61,2%) por el sector privado.

Prespectivas

En lo que se refiere a los datos globales de 2010, el PIB decreció un 4%, con un descenso más acusado (-12,7%) en la industria y un comportamiento positivo 2,1% en el sector exterior. Mejoró la productividad, fruto de una disminución de los costos laborales unitarios en un 1%. El paro pasó en Catalunya del 9% de 2008 al 16,4% en 2009.

Dado que no se puede pensar que los gastos sociales crezcan en los próximos meses, el CTESC considera que se producirán tensiones para poder cubrir la protección social a los colectivos más desfavorecidos.

Por lo que respecta a este año, se considera que el crecimiento económico será negativo y que no se creará, por tanto, empleo neto: “dada la profundidad de la crisis es de prever que la recuperación será inevitablemente lenta y muy gradual”, dijo Rañé.

Los factores que condicionarán la recuperación serán la resolución de las incertidumbres que afectan al sistema financiero. La reorientación de la estructura productiva y La adopción de reformas estructurales
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad