El expresidente de Catalunya Caixa Narcís Serra. El rescate a la entidad que presidía costó tres veces más del que supuso salvar al más grande de Rusia. EFE/Quique García

Rusia rescata a su mayor banco por un tercio de lo que costó Catalunyacaixa

stop

El rescate del mayor banco privado de Rusia necesita 4.300 millones, tres veces menos que el de Catalunyacaixa

Economía Digital

El expresidente de Catalunya Caixa Narcís Serra. El rescate a la entidad que presidía costó tres veces más del que supuso salvar al más grande de Rusia. EFE/Quique García

Barcelona, 30 de agosto de 2017 (16:00 CET)

Rusia rescata el Bank Otkritie, el mayor banco privado del país y el octavo por volumen de activos. El rescate ha supuesto una inyección superior a 4.300 millones de euros (300.000 millones de rublos), un tercio de lo que costó Catalunyacaixa (adjudicada a BBVA). 

La salvación de la entidad presidida entonces por Narcís Serra y con un tamaño inferior al de Bank Otkritie, supuso un desembolso de 12.676 millones de euros, según acreditó el Tribunal de Cuentas en un informe sobre el impacto en los recursos públicos empleados en el proceso de reestructuración bancaria en España entre 2009 y 2015. 

La gestión del banco catalán fue un fiasco, según reconoció el propio Banco de España. El pasado marzo, el juzgado de instrucción número 30 de Barcelona impuso una fianza de 9,5 millones de euros a los exdirectivos de la entidad por los sobresueldos.

Entre los implicados estaban Narcís Serra y otros 40 antiguos miembros del consejo de administración.

En lo que se refiere al grupo de crédito ruso, los problemas de liquidez de la entidad no le impedirán seguir operando con normalidad bajo una administración temporal.

Además, el supervisor del país ha informado de que no aplicará el mecanismo de bail in, que determina que las pérdidas sean privadas y que tanto accionistas como acreedores sean los primeros en asumir este perjuicio.

Hemeroteca

BBVA (IBEX: BBVA)
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad