El presidente en funciones, Pedro Sánchez, en la sede socialista en la calle Ferraz de Madrid. EFE/Paolo Agui

Sánchez enciende la máquina de gastar (y quiere más)

stop

Las subidas de pensiones y sueldos públicos de los "viernes sociales" de Sánchez disparan el déficit del Estado el 57,5% en el primer trimestre de 2019

Economía Digital

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, en la sede socialista en la calle Ferraz de Madrid. EFE/Paolo Agui

Madrid, 30 de abril de 2019 (16:53 CET)

El déficit público cerró el año en el 2,48%, un dato mejor del que había previsto el Ejecutivo. Sin embargo, las medidas de Pedro Sánchez, principalmente la subida de las pensiones y los sueldos públicos, han disparado este indicador en el primer trimestre de 2019. Aún así, el presidente del Gobierno en funciones, quiere aumentar más el límite aprobado por Rajoy para este año, aprovechando el resultado de las elecciones.

Hasta marzo, el déficit del Estado se disparó el 57,5% hasta los 6.754 millones de euros​, equivalente al 0,54% del PIB. Respecto al mes anterior, cuando se situó en el 0,96%, supone un descenso. 

“Hay que tener en cuenta que en estos primeros meses del ejercicio se recogen una serie de gastos que no tienen su equivalencia en el primer trimestre de 2018. Se trata de la subida de la remuneración de asalariados y de las pensiones, cuya revalorización computó más tarde el año pasado”, justifica el ministerio de Hacienda.

La gestión del déficit es de las cuestiones que más preocupa a los empresarios españoles y las instituciones europeas, después de que España acaba de salir del procedimiento de déficit excesivo, al reducirlo del 3%. De hecho, el Banco de España atribuyó la subida de su previsión de déficit hasta el 2,5% del PIB a los "viernes sociales".

El déficit del conjunto de las administraciones públicas aumentó el 14,8% en los dos primeros meses del año

El aumento del déficit del Estado en el primer trimestre se debe fundamentalmente al crecimiento de los ingresos no financieros del 1,1%, hasta los 46.049 millones, frente al incremento de los gastos un 6%, hasta los 52.803 millones.

Además del mayor gasto, los impuestos y las cotizaciones sociales suman 42.223 millones de euros en estos tres meses, lo que supone un descenso del 0,3%. Hacienda achaca esta evolución negativa a la disminución de impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio, estos caen el 8,9% en parte por la no tributación de maternidad.

También, explican, se entiende por el descenso del 81,9% en el impuesto de Sociedades, que principalmente se debe al pago de 702 millones de euros a Telefónica en cumplimiento a una sentencia que reconoce que pagó impuestos de más.

El déficit del conjunto de las administraciones públicas -excluyendo las corporaciones locales y la ayuda financiera- aumentó el 14,8% en los dos primeros meses del año, hasta los 11.908 millones de euros, lo que equivale al 0,95% del PIB, por encima del 0,86% del mismo periodo del año anterior.

Sánchez planea más déficit

El presidente del Gobierno en funciones tiene como objetivo elevar la meta del déficit, aprovechando su posición privilegiada en el Senado tras las elecciones, según publica El Economista.

Ya en otra ocasión, justo tras su entrada en el Ejecutivo en verano de 2018, intentó elevarlo al 1,8% frente al 1,3% actual y fue rechazado. Sin embargo, ahora cuenta con 121 de los 208 escaños de la cámara.

Así, le será posible aprobar una nueva senda de estabilidad, con sus correspondientes objetivos de déficit, de deuda pública y regla de gasto, que permita flexibilizar y atenuar las medidas consolidación fiscal a ejecutar en los próximos años para mejorar los números rojos de las Administraciones Públicas.

El primer cambio propuesto por Moncloa flexibilizaba la capacidad de déficit de las Administraciones Públicas para 2019 en unos 6.000 millones, una apuesta que el Gobierno argumentó como una fórmula para dar oxígeno económico a las autonomías y a la Seguridad Social.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad