Vista de la fachada del Banco de España. | EFE

Se acabaron las vacaciones: el Tesoro vuelve a subastar deuda a largo plazo

stop

Se trata de una subasta de bonos a cinco años y obligaciones a diez y quince

Barcelona, 02 de septiembre de 2017 (10:47 CET)

Tras el parón de agosto, el Tesoro Público retoma la actividad. La administración volverá a subastar deuda a largo plazo el próximo jueves tras un mes de descanso en el que sólo se han puesto al mercado letras a corto plazo. Se trata, además, de la primera subasta de títulos tras los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils del pasado 17 de agosto.

Los inversores podrán mostrar su confianza en la deuda y la evolución de la economía española con la compra de bonos a cinco años y obligaciones a diez y quince. También se realizará una emisión especial de obligaciones a diez años indexadas a la inflación de la eurozona, cuyo objetivo de captación todavía no ha sido revelado.

La incertidumbre también se debe a que es la primera cita de calado con los mercados después de que Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, y Janet Yellen, su homóloga estadounidense, dejaran en el aire sus planes para la política monetaria para la nueva temporada en el encuentro anual de banqueros de Jacskon Hole.

Si los inversores esperaban que Yellen desvelara sus intenciones para los tipos de interés y Draghi ofreciera alguna pista sobre un cambio de política en la eurozona –como una subida de tipos o la cancelación del programa de compra de deuda pública-, ambos ejecutivos se limitara dar un tirón de orejas a Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, por los excesos de proteccionismo que pretende aplicar a la economía americana.

La última emisión del Tesoro Público: 4.470 millones en letras a seis y 12 meses

La última subasta del Tesoro Público se realizó el pasado 16 de agosto con una emisión de 4.470 millones de euros en letras a seis y 12 meses, pagando unas tasas negativas del -0,391% en este segundo caso, por encima de los intereses de la puja anterior, celebrada en julio.

Se colocaron 3.780 millones en letras a 12 meses, mientras que los 690 millones corresponden a letras a seis meses, emitidas con una rentabilidad negativa del -0,433%, también superior a la subasta previa.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad