Altri espera que el Gobierno desatasque las ayudas a la fábrica de fibra textil «en los próximos meses»

Las pastera portuguesa, que aplazó hasta el año que viene la decisión final sobre la factoría, admite las conversaciones con el Gobierno sobre el acceso a fondos europeos y pide que se reconozca la importancia del proyecto

José Soares de Pina, consejero delegado de Altri / Altri

José Soares de Pina, consejero delegado de Altri / Altri

La fábrica de fibras textiles de Altri en Palas de Rei (Lugo) es el proyecto más relevante en cuanto a inversión de los impulsados por la Xunta para captar fondos Next Generation. Sin embargo, a medida que la pastera portuguesa ha ido concretando sus planes para la factoría, la posibilidad de acceder a las ayudas se ha cubierto de incertidumbre. La ausencia de un PERTE específico en el que encaje la iniciativa, como pudiera ser el forestal, parece abocar a la compañía a presentarse a múltiples programas de fondos europeos y optar a menores importes en cada uno de ellos. Esta opción es la que había puesto sobre la mesa el Ejecutivo inicialmente.

El problema de la financiación y de los Next Generation emergió durante la presentación de resultados del tercer trimestre de Altri. El consejero delegado, José Soares de Pina, se mostró esperanzado de que tanto la Xunta como el Gobierno central ayuden a impulsar un proyecto que requiere de una inversión estimada de 800 millones de euros. En una pregunta directa sobre la posibilidad de percibir ayudas públicas para la fábrica de fibras textiles, el directivo admitió las conversaciones tanto en Galicia como en Madrid y pidió que se reconociera la importancia de la iniciativa.

«Estamos teniendo múltiples conversaciones tanto con el Gobierno nacional como con el autonómico. Como imagináis, no voy a comentar de manera específica estas conversaciones hasta que hayan concluido. Lo que sí puedo decir es que hay un reconocimiento de la importancia que tiene este proyecto tanto para Galicia como para España y que nuestra expectativa es que el Gobierno podría reconocer esta importancia en las decisiones que tome en los próximos meses», dijo Soares de Pina.

El consejero delegado de Altri también explicó que la compañía está negociando con potenciales «socios financieros» para estructurar la financiación de la planta. Concretamente, apuntó que en este momento se están analizando las condiciones de la deuda y que las conversaciones van por buen camino.

Hasta 200 millones en ayudas

La compañía lusa reconoce desde hace tiempo su interés por acceder a fondos europeos para su fábrica de pasta soluble y fibras textiles. El pasado junio, también en una presentación para inversores, preveía que podría financiar con los Next Generation un 25% de la inversión. Si, como está previsto, la factoría requerirá de unos 800 millones para su construcción, las ayudas que aspira a conseguir Altri se sitúan en torno a los 200 millones.

Además de hablar con las administraciones, la compañía también está confeccionando el estudio de impacto ambiental, el proyectos de ingeniería y el estudio de viabilidad económica del negocio. Nada hace pensar en una espantada de Altri, aunque por el momento mantiene que no tomará una decisión definitiva hasta el primer semestre del próximo año. La entrada de Greenalia en el accionariado también parece apuntar en esa dirección.