Garamendi: «Tenemos que hablar de las pensiones y los funcionarios»

El presidente de CEOE carga contra la política de "impuestos a la carta" del Gobierno y advierte durante las jornadas de CESUGA en A Toxa que el Estado es el que más inflación está generando

Antonio Garamendi interviene en O Encontro, las jornadas promovidas por Cesuga

Antonio Garamendi interviene en O Encontro, las jornadas promovidas por Cesuga

Antonio Garamendi acudió este jueves al punto de encuentro que propuso el Centro de Estudios Superiores Universitarios de Galicia (Cesuga) y su presidente, Venancio Salcines, que organizan por segundo año consecutivo las jornadas O Encontro en la Illa da Toxa, enclave de cada vez más alargado currículum en la reflexión económica y empresarial, pues de la isla pontevedresa son habituales los miembros del Foro Económico de Galicia o el Foro que organiza el presidente de Hotusa, Amancio López, y que tiene entre sus actos más reconocibles los diálogos entre Felipe González y Mariano Rajoy.

El presidente de la CEOE ofreció la conferencia inaugural, aunque la definió como unas reflexiones para compartir que tuvieron significativos lugares de llegada: los «impuestos a la carta» del Gobierno, en alusión al anuncio de Pedro Sánchez en el Congreso de que gravará a la banca y a las eléctricas; la necesidad de un pacto entre empresarios, trabajadores, Ejecutivo y oposición para atajar la inflación; y la demanda de «seguridad jurídica, estabilidad regulatoria y calidad de la norma» para que los fondos europeos sean realmente efectivos y, en general, para generar confianza en las inversiones.

Antes de eso, Garamendi compadreó con el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, que participó en el acto inaugural de las jornadas, en las que también estuvo el vicepresidente primero, Francisco Conde, y el vicepresidente segundo, Diego Calvo. «Todo va a ir sobre ruedas. Todos vamos a empujar», dijo el líder de la patronal al dirigente pontevedrés.

«No podemos consolidar los salarios con la inflación»

Garamendi explicó que una de sus grandes preocupaciones es que la inflación coyuntural se convierta en una «inflación estructural», y que a ese riesgo contribuiría indexar los salarios al IPC. «Hemos dicho que a final de cada convenio no se puede poner que se indexa todo a la inflación. Si hay esa frase al final del convenio, la cantidad que se negocia no sirve para nada. No hemos dicho que no se puede hablar de salarios, pero no podemos consolidar los salarios a la inflación», aseveró.

Detractor del concepto pacto de rentas, el presidente de la patronal pidió un acuerdo conjunto en el que estén empresarios y sindicatos pero también el Gobierno y la oposición. Recordó además que la inflación se agravó con la guerra de Ucrania pero que ya se estaba produciendo anteriormente, con fuertes incrementos del IPC en diciembre o enero sin que se hubiera producido todavía la invasión rusa.

Vista previa de imagen

«Tenemos que hablar de las pensiones»

Garamendi también pidió que se siente el Pacto de Toledo ante la necesidad de revisar las pensiones por la longevidad y la propia inflación. «Cada punto de inflación son 1.700 millones más al año», dijo, advirtiendo de la espiral de gasto a la que pueden contribuir otros factores: «si el BCE sube los tipos de interés, como va a hacer, podemos tener un coste de 15.000 o 16.000 millones de euros solo con el pago de deuda».

En esta reflexión incluyó también a los funcionarios, asegurando que el Estado «es el ente que más inflación está generando en el sistema». «Durante el Covid, los trabajadores de los hoteles cobraban el 75%. Los de Paradores y las empresas públicas el 100%. Vamos a hablar de estas cosas», propuso Garamendi.

Los impuestos a la carta

El presidente de CEOE dijo que debido a la inflación el Estado va a ingresar 30.000 millones más, aunque mantiene el déficit en el 7%, según apuntó. «No contentos con eso nos encontramos con dos anuncios que nos generan profunda insatisfacción: los impuestos a la carta», dijo refiriéndose al anuncio de nuevos gravámenes a la banca y a las eléctricas. «Como me falta dinero voy a ver si te cobro a ti, que parece que tienes mucho. Va a haber impuestos a la banca cuando los tipos ni han subido. Creo que es un problema, porque hay millones de españoles que se han quedado sin 7.000 millones de euros en un día», añadió, aludiendo a la caída en bolsa de las entidades financieras que afecta también a sus pequeños accionistas.

Garamendi terminó su intervención asegurando que los fondos europeos no bastan si las empresas que tienen que invertir cuatro veces más de las ayudas que reciben no tienen «seguridad jurídica, estabilidad regulatoria y calidad de la norma». Aseguró que es preferible esto último sin ayudas públicas que recibir fondos sin tener confianza para invertir. «Lo digo desde la lealtad. Creo que para hacer las cosas hay que marcar la realidad, que es la que es», finalizó.

Homenaje a Vieites

La jornada finalizó con la entrega del I Premio Galego do Ano al presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia, Juan Manuel Vieites, que culminó en una cena de gala en el Gran Hotel La Toja. «El reto más importante como presidente de la CEG o el fin último que me gustaría promover y alcanzar desde la patronal gallega sería contribuir a que Galicia sea un referente empresarial a nivel nacional, europeo y mundial, porque estoy convencido de que la calidad y capacidad de las empresarias y empresarias que alberga nuestra comunidad están capacitados para ello», dijo Vieites, quien recibió el galardón del presidente de la Xunta, Alfonso Rueda.

Alfonso Rueda entrega el galardón a Juan Manuel Vieites

El responsable de la patronal gallega aboga por una institución «flexible y adaptada al servicio de las demandas de las empresas, en constante y rápida evolución».