Inditex pierde la guerra de las botas Dr Martens en Estados Unidos

Aunque ya no los comercializa, un juez de California prohíbe a la compañía diseñar, fabricar o promocionar calzado que sea “confusamente similar” a los productos de Doctor Martens

Tienda de Pull&Bear

Imagen de archivo de la mayor tienda de Pull & Bear en Viena

Inditex, el gigante de Amancio Ortega, pelea en los tribunales cualquier intento de vulneración de sus derechos de propiedad intelectual. No obstante, ahora, y según revela The Times, acaba de perder la batalla judicial que mantenía en Estados Unidos con la compañía propietaria de las famosas botas de estilo militar Doctor Martens.

Según la publicación, un juez de California habría prohibido al grupo gallego “diseñar, producir o promocionar” una bota que sea “confusamente familiar” a la popularizada por la compañía británica.

Proceso contra Pull&Bear

A través de Airwair, la firma de calzado llevó a la cadena de Inditex Pull&Bear a los juzgados americanos por una presunta infracción de derechos de propiedad intelectual, al determinar que comercializó cuatro tipos de calzado que incorporaban elementos distintivos de las Doctor Martens, como el pespunte amarillo y su suela acanalada. En cualquier caso, los de Pablo Isla ya no comercializan estos modelos en la actualidad (la demanda judicial arrancó en 2019).

Ya el pasado agosto, el jurado de un tribunal de California consideró probado que Pull&Bear había vulnerado los derechos de las icónicas botas con la comercialización de esos cuatro modelos, con características similares. En ese proceso, la cadena de Inditex habría defendido que los elementos que la firma británica consideraba de su propiedad (las puntadas amarillas, el tipo de suela o su aspecto exterior) son “genéricos” por lo que no podrían estar sujetos a protección.

Gana Doctor Martens (pero a medias)

Ahora, y según recoge The Times, un juez de California habría otorgado una orden judicial permanente contra la compañía con sede en Arteixo por el cual prohibiría a cualquiera de sus marcas comercializar botas con características similares a las Doctor Martens.

Inditex pierde esta batalla en Estados Unidos, aunque a medias. Primero, porque ya no comercializa los modelos en liza y, segundo, porque, ya el pasado mes de agosto, el jurado del tribunal que dio la razón a Doctor Martens en cuanto a la vulneración de los derechos de propiedad intelectual desestimó, sin embargo, la petición de los británicos de una compensación económica.