Las donaciones de Amancio Ortega que la política no es capaz de aprovechar

Un acelerador contra el cáncer donado por la Fundación Amancio Ortega lleva todo el año sin funcionar en Elche porque no tiene plantilla asignada; en Ourense, los partidos no se ponen de acuerdo sobre dónde construir la residencia que financia el fundador de Inditex

Proyecto para la residencia de mayores que financia la Fundación Amancio Ortega en Ourense

Proyecto para la residencia de mayores que financia la Fundación Amancio Ortega en Ourense

Las dos mayores donaciones de Amancio Ortega hasta la fecha son el programa de apoyo a la sanidad pública con equipos de detección y tratamiento del cáncer, una partida de 310 millones para reforzar el área de oncología del sistema sanitario; y la puesta en marcha de siete residencias para mayores en Galicia con una inversión de 90 millones.

Aunque el primer programa está prácticamente concluido, dentro de un proceso complejísimo de tramitación, y el segundo avanzado, en ambos casos se han producido atascos en algunas localidades, bien por la falta de acuerdo entre grupos políticos o por problemas burocráticos de diversa índole.

Radioterapia sin personal

Así sucede con una de los aparatos oncológicos donados por la Fundación Amancio Ortega que se instaló en el Hospital General de Elche a comienzos de año, seis después de que la institución comenzara las donaciones en 2015 y cuatro años después de que se firmara el convenio para esa dotación. El acelerador lineal de radioterapia llegó a octubre sin entrar en funcionamiento, según avanzó La Información, debido a que no tenía una plantilla asignada para operar el dispositivo.

La Consellería de Sanidad estaba tratando de solventar el problema para este mismo mes, ya que sin el aparato el servicio tiene un solo acelerador para el tratamiento de pacientes de cáncer.

¿Dónde construir el geriátrico?

Si esta situación va camino de desatascarse, más complicado parece lo de Ourense, donde la Fundación Amancio Ortega financia una residencia para mayores en una provincia que está envejecida y que tiene grandes problemas para atraer inversiones.

Hasta en dos ocasiones el pleno municipal dar luz verde a la construcción del edificio. No se trata de que no quieran la financiación del fundador de Inditex, sino de que no se ponen de acuerdo en la ubicación del geriátrico.

El plan propuesto por Democracia Ourensana, PP y Ciudadanos consiste en modificar el plan de ordenación para ubicar el centro en el solar de la antigua estación de autobuses, ahora integrada en la intermodal del AVE. El caso es que esos terrenos fueron cedidos por sus propietarios para uso exclusivo de la estación lo que, a juicio de PSOE y BNG, puede acabar en una demanda contra el Concello si se le da otra función.