Ourense rechaza, por segunda vez, la residencia de mayores de Amancio Ortega

El pleno extraordinario del ayuntamiento ourensano rechaza un cambio en el plan de urbanismo necesario para la construcción del centro asistencial, financiado por la Fundación Amancio Ortega

Pleno del Concello de Ourense, presidido por Jesús Vázquez

Pleno del Concello de Ourense, presidido por Jesús Vázquez

El Ayuntamiento de Ourense ha vuelto a rechazar, por segunda vez en diez días, posibilitar la construcción de una residencia de mayores financiada por la Fundación Amancio Ortega. La corporación local ha celebrado un pleno extraordinario en el que se debatía un cambio en el plan de urbanismo para permitir convertir la parcela de la antigua estación de autobuses de la ciudad en la ubicación del centro asistencial. No obstante, la modificiación no ha salido adelante.

Esta sesión plenaria se celebró tan solo diez después de una de carácter ordinario en la que PSOE y BNG solicitaron retirar del orden del día el asunto, una iniciativa que contó con el apoyo del grupo de los concejales no adscritos e impidió que se debatiese la modificación del plan de urbanismo. La Xunta de Galicia, quien acomete las obras financiadas por la Fundación Amancio Ortega, indica que es necesario darle un uso residencial a la parcela para que las obras puedan continuar.

Socialistas y nacionalistas aseguran que no están en contra de la residencia, pero que necesitan tiempo para poder realizar un estudio adecuado del proyecto y del cambio urbanístico.

Pleno extraordinario

La situación volvió a repetirse en el pleno extraordinario de este martes. Los cambios en el plan general de urbanismo necesitan de mayoría absoluta para poder aprobarse, es decir, se precisan 14 votos a favor de los 27 que puede emitir el pleno. Sin embargo solo votaron a favor PP, DO, Ciudadanos y los no adscritos Miguel Caride y Laureano Bermejo, en total 13 votos.

Se ausentaron dos de las no adscritas, María Dibuja y Maite Garrido, algo que ha recriminado el regidor municipal, Gonzalo Pérez Jácome, acusándolas de «irresponsables», afirmando que con su voto se podría haber dado luz verde a la modificación.

PSOE y BNG

Por su parte, el Partido Socialista ha vuelto a explicar los mismos motivos que en la anterior sesión plenaria. Aseguran que hay falta de información y reiteran que la residencia se ejecutará independientemente de la ubicación.

Así pues la portavoz socialista, Natalia González, ha criticado que si no se aprueba el cambio del PXOM «es únicamente por las libretas internas entre PP y DO, antes eran 14 y ahora no».

Por parte del BNG, el portavoz Luis Seara ha coincidido con los socialistas al resaltar que a la Fundación Amancio Ortega «no les importa la ubicación» por lo que podría trasladarse a otra zona.

Informes favorables

Así las cosas, ambas formaciones se abstuvieron lo que ha conllevado la recriminación por parte de la concejala de Urbanismo, Sonia Ogando del Partido Popular, «todos los informes son favorables solo lo puede echar a perder quien está en contra de los servicios públicos«, ha acusado.

Por su parte, el grupo municipal de Ciudadanos formado por José Araújo también ha recriminado la abstención de PSOE y BNG esgrimiendo que, junto con el voto negativo a la modificación de crédito de los 62 millones de euros «ya llevan 74 millones de euros negados a Ourense, un fallo que van a arrastrar mucho tiempo».